Rumbo al Oscar… Mejor Película

Seguimos sin estar convencidos del sistema que otorga más de cinco nominaciones a Mejor Película, que ha convertido los premios en algo monótono con dos o tres punteros y el resto viendo la carrera desde las gradas. En teoría debería ser lo contrario, incluyendo reconocimientos a cintas pequeñas y más atrevidas con menos recursos para promocionarse. El método tiene mucho espacio para mejorar. Una vez dicho eso, nuestros pronósticos:

Escándalo americano
de David O. Russell

¿Qué dijimos? “Sin duda, Escándalo americano resulta, de entrada, una atractiva opción. Atraída por un fuerte aroma, la audiencia es seducida a presenciar un espectáculo de intermitentes detonaciones, flashazoscegadores y puñados de materialismo sin cohesión alguna. Una serie de llamativos fuegos artificiales que, una vez difuminados, dejan un desagradable hedor y una gran cantidad de desperdicio en el piso.” Leer más.

Probabilidades: En algún momento de la carrera, Escándalo americano parecía el tercero en discordia gracias a su encanto de película a la vieja escuela, con estrellas, pelucas y recreación histórica. Pero conforme avanzaron las ceremonias fue perdiendo aire. ¿Sigue en tercer lugar? Sí. ¿Ganará? Poco probable.

Philomena
de Stephen Frears

Probabilidades: Pocas. De las que compiten por el Oscar a Mejor Película, la cinta de Stephen Frears es la que menos nominaciones tiene en general. Es una película correcta, bien hecha, bien actuada y dirigida con inteligencia. En otros años, filmes de

Nebraska
de Alexander Payne

¿Qué dijimos? “Nebraska (2013) es una de esas películas que aparentemente son simples y sin mayores complicaciones, pero el director Alexander Payne, a su más puro estilo, toma toda esa aparente sencillez y aprovecha al máximo todos los elementos a su alcance para presentarnos un soberbio y extraordinario trabajo fílmico.” Seguir leyendo.

Probabilidades: Payne es ese amigo serio que todo mundo tiene, lo invitas a la fiesta porque sabes que no llegará con las manos vacías y te cae bien, aunque, sabes, será el primero en llegar. Las chances de Nebraska parecen mínimas, no porque sea una mala película, sino por su perfil sutil sin complicaciones que tanto enamora a los críticos.

Capitán Phillips
de Paul Greengrass

¿Qué dijimos? “El filme siempre trata de ser cuidadoso con el espinoso tema de la representación de los hechos, por lo que Greengrass opta por elegir un estilo verité de mareo y vértigo perpetuo que se vuelve elegante, orgánico y de profunda inmersión en la lente del experimentado cinefotógrafo Barry Ackroyd (The Hurt Locker) y el palpitante y quirúrgico trabajo de edición de Christopher Rouse; sin embargo, aunque la representación de los hechos intenta codificarse a sí misma como “neutral”, su discurso se decanta por guiños tendenciosos que privilegian jactanciosamente el poderío logístico de las instituciones gubernamentales estadounidenses  frente a la austera, pero sólida, organización de la red de piratería somalí, así como las historias personales que nutren la burocrática tensión entre ambos bandos.” Leer más.

Probabilidades: Nulas. Se pronosticaban muchos premios para Capitán Phillips, pero no aguantó el paso durante la temporada. Su mayor premio es la nominación y la inclusión del novel Barkhad Abdi en la categoría de Mejor Actor de Reparto.

Ella
por Spike Jonze

¿Qué dijimos? “Con Ella, Spike Jonze ha capturado la tragedia de nuestro tiempo. El tropiezo de nuestra generación, advierte, será una caída intensa, pero la recuperación también es posible. En la competencia por el Óscar, Ella es la cinta más relevante, pero su posibilidad de triunfo se habrá de basar en lo cool de una mala lectura que sólo perciba la relación hombre-máquina. Se lleve o no el premio, Ella saldrá derrotada porque sus ideas no están al servicio del statu quo, que, si la premia, será porque no la entendió, y si la ignora, también.” Seguir leyendo.

Probabilidades: Ínfimas. Ya lo dijo Alonso Díaz de la Vega en su crítica de la película: La derrota es inevitable.

Dallas Buyers Club
por Jean-Marc Vallée

¿Qué dijimos? “Fuerte, emotiva, sincera y equilibrada entre el drama y la comedia, Dallas Buyers Club logra salirse del convencionalismo melodramático y partidario del biopic para limitarse a mostrar la historia de un hombre que actuó ante la incapacidad de las empresas farmacéuticas para comprar los segundos que más le fueran posibles para intentar vivir.” Leer más.

Probabilidades: A pesar de contar con dos actuaciones estelares, Dallas Buyers Club también está en la lista de nominadas que debe conformarse con haber llegado hasta aquí. Seguimos pensando que le quitó el lugar a Inside Llewyn Davis de los Coen.

El lobo de Wall Street
de Martin Scorsese

¿Qué dijimos? “La imagen final de una audiencia embrutecida por la presencia de Belfort pareciera reflejar a la que está en el cine, arrebatada de su consciencia por la precisión anecdótica del mejor vendedor de Wall Street; ellos se desploman ante su engaño, igual que nosotros, y la imagen se vuelve crítica. Belfort nos tiene en la bolsa porque goza del mejor recurso que puede tener un ladrón: carisma. Para Scorsese, el protagonista y su pandilla de la firma financiera Stratton Oakmont son la evolución de los violentos criminales de Buenos muchachos (Goodfellas, 1990) y Casino (1995).” Seguir leyendo.

Probabilidades: Mixtas. Las críticas sobre la falta de atención a las víctimas y el impulso a la figura de Jordan Belfort –infundadas, pensamos–, le restaron demasiados votos al trabajo de Scorsese, quien luce una intensidad inusitada para un director de su edad. No se ve peleando al tú por tú con los líderes de la carrera.

Gravedad
de Alfonso Cuarón

¿Qué dijimos? “A pesar de toda su maestría y pericia, los cuarones no encuentran en su planteamiento un maridaje equilibrado con la vastedad espacial en la que se desplazan. El núcleo temático de Gravity se encuentra más cercano al discurso elemental, básico y de mass appeal de James Cameron (Avatar, 2009) que a las sesudas cuestiones planteadas por el maestro ruso Tarkovsky (Solaris, 1972) o por el ídolo auterista Kubrick (2001: A Space Odyssey), decisión que responde naturalmente a una cuestión de mercados y no necesariamente a una de ética creativa.” Leer más.

Probabilidades: Empate técnico. Se pronostica una ceremonia repartida entre 12 años esclavo y Gravedad, con ésta dominando los premios técnicos. Es la película con mejor taquilla de las nominadas y eso jugará a su favor; en su contra tiene las críticas que la tachan de simplona, casi superficial. Si Cuarón se lleva el Oscar a Mejor Director, tiene pocas chances de repetir aquí y viceversa. No se confundan, de ninguna manera este sería un triunfo para México.

12 años esclavo
por Steve McQueen

¿Qué dijimos? “Steve McQueen, con 12 años esclavo, presenta su mejor obra. Sin desprenderse de su estilo, recrea una cruda y desgarradora historia de supervivencia que conmueve sin dar cátedra de ética, mostrando los duros pormenores del esclavismo como no se había visto en el cine, demostrando el admirable periplo de un hombre de color por persistir y recuperar su ansiada libertad.” Seguir leyendo.

Probabilidades: En nuestra libreta, es la ganadora de la noche. No la vemos repitiendo Mejor Dirección y Mejor Película. Comparte caso con Gravedad.

    Related Posts

    8º Los Cabos | El Irlandés de Martin Scorsese
    Diarios del TIFF 2019 – El dolor del mimo
    Tres insólitas historias de amor en Cannes
    50 películas para el 2019
    ‘Pequeña gran vida’: Maquetas distópicas
    50 películas para disfrutar el 2018

    Leave a Reply