Mórbido | Marionetas, tripas y gore: una charla sobre Frank & Zed

Pocas películas anuncian en su sinopsis la secuencia que da sentido a su existencia, Frank & Zed no es ese tipo de película, al contrario, ha viajado de festival en festival gritando a los cuatro vientos que si el público viene por una orgía de sangre, la tendrá. Sin embargo, esta no es una carnicería cualquiera, claro, tiene todos los elementos que podríamos esperar de una secuencia de este tipo: tripas y miembros humanos vuelan con placer frente a la cámara, chorros de sangre inundan las tomas, y la violencia se presenta de manera tan cómica que recuerda a los viejos lances animados de Chuck Jones.

“¿Cuál es el twist?”, se preguntarán algunos. Bueno, esta orgía de sangre que no escatima hemoglobina está filmada por completo con marionetas –el título de este artículo delataba el secreto–. Pocos proyectos, a pequeña o gran escala, están hechos con el amor de Frank & Zed; asimismo, pocas películas con este nivel de gore tienen en su centro una pareja dispareja de monstruos entrañables.

Frank tiene un diseño muy similar a la clásica criatura ideada por la escritora Mary Shelly, inmortalizada en el cine por Boris Karloff en Frankenstein (1931) bajo la dirección de James Whale. Por su parte, Zed es un zombie languideciente que hace más de un siglo perdió gran parte de su humanidad. Ambos, viven en un lúgubre castillo en las cercanías de una villa, donde 200 años atrás un rey pactó con el Dios de la Muerte para vencer a un terrible hechicero. El trato condenó al pueblo a experimentar una inevitable “orgía de sangre” como pago por la ayuda recibida. El choque entre monstruos y aldeanos es inevitable.

Con motivo de la proyección de Frank & Zed en la décimo tercera edición del Mórbido Film Fest, nos sentamos a charlar –virtualmente, claro– con el realizador Jesse Blanchard sobre las ideas detrás de la película, su gusto por el cine de Peter Jackson y las posibilidades cinematográficas de las marionetas.

Butaca Ancha (BA): ¿Cómo empezó el proyecto?

Jesse Blanchard (JB): Empecé hace unos 7 años, tenía una idea sobre un monstruo como el de Frankenstein y un zombie, estaba muy emocionado, sentía que los conocía muy bien. Era un monstruo con un domo de vidrio en la cabeza, entonces todas las noches el zombie lo mordería un poco y tenían una relación un poco extraña. Usar marionetas me pareció la manera correcta de hacer la película. Ese fue el inicio de toda la idea.

BA: Filmar una película con marionetas no debe ser nada sencillo.

JB: Pasamos todo un año haciendo las marionetas. Diseñando todo para que funcionaran y construyendo los sets, cosas como esas. Después de eso empezamos la filmación, se hizo pedacito por pedacito.

BA: ¿Por qué querías tener un monstruo como el de Frankenstein y un zombie como protagonistas? Es una combinación bastante particular.

JB: No sé por qué, debe haber una razón. De inicio me resistía un poco a la idea de un zombie, porque siento que últimamente hemos visto muchos. Demasiados. Casi no lo hicimos porque estamos un poco saturados del tema, sin embargo me encantaba su relación. Son dos tipos diferentes de carne que se pudre, decadente, se están cayendo a pedazos. Tienen similitudes, aunque en el fondo son muy diferentes. Frank es alguien que tiene muchas cosas encima, mientras que Zed es muy delgado, casi consumido.

fyz001

BA: Me parece una gran idea, porque, como dices, hay muchos zombies allá afuera. Pero Zed es diferente, tiene corazón, aun cuando pueda llegar a comerse el cerebro de Frank. Se necesitan el uno al otro.

JB: ¿Qué te gustó de su relación?

BA: Justo eso, porque cada relación, sea humana o monstruosa, tiene cosas buenas y malas. Ellos tienen que soportarse, pero si se abre la oportunidad Zed se come el cerebro de Frank y se acaba todo. Decidiste usar crowdfunding para filmar la película, ¿qué te llevó a tomar esa decisión? ¿Fue por libertad creativa?

JB: Sinceramente no estoy cerca de ningún estudio, no conozco a nadie que trabaje ahí. El crowdfunding fue la única manera en que pudimos empezar, nos lanzamos a la aventura. Ayudó bastante para tener un estudio y todos los materiales que necesitábamos para iniciar. Básicamente, casi toda la película se filmó en un año, la campaña nos ayudó para poder concentrarnos y trabajar sin más preocupaciones durante nueve meses.

BA: Me parece que el crowdfunding es una herramienta muy útil para el cine de horror, los estudios no quieren correr riesgos.

JB: Siempre estoy abierto a las oportunidades. De hecho, lanzaremos un par de productos en crowdfunding (unos sostenedores para tapabocas en forma de doctores de la peste negra) para iniciar el siguiente proyecto. Este tipo de campañas son increíbles porque te permiten conectar con la gente de manera muy inmediata. Además, permite que haya más películas de terror y así no baja la competencia. No todo es bueno o completamente malo, a mi me gusta porque es un camino para iniciar la producción. Queremos hacer un cómic precuela de Frank & Zed, donde puedas aprender la historia de Frank y el origen de todas las partes que conforman su cuerpo, de dónde vinieron. Pero los cómics son verdaderamente caros. Queremos buenos artistas y pagarles lo que merecen, el dinero de esa próxima campaña estará destinado a eso.

fyz002

BA: En la sinopsis de la película hablas de una orgía de sangre… ¡y lo cumples!

JB: (risas) ¿Qué pensaste de eso?

BA: Es una secuencia muy divertida, como ese momento en que una marioneta decide parchar su propia pierna con un hierro ardiendo para seguir con la masacre.

JB: Al inicio habíamos decidido no tener toda esa secuencia en la película. Pasó que la orgía de sangre era demasiado, la gente llegaba a ella y se sentía abrumada. Era una sorpresa muy grande que luego se extendía por bastante tiempo. Tiene muchos personajes, entonces el público los trataba como si fueran muy importantes para la trama, necesitaban ponerles atención. Fue cuando decidí que era mejor avisar sobre la orgía de sangre porque así se podían concentrar en divertirse. No se preocupen por lo que pase, ¡sólo diviértanse! Es divertido escuchar que la gente dice “me prometiste una orgía de sangre y ¡lo cumpliste!” Fue un riesgo, teníamos que cumplir con las expectativas.

BA: No lo esperaba porque, al final, son marionetas. Existe algo como Meet The Feebles, pero esa película tiene una dosis de humor bastante ácido. En cambio, Frank y Zed inicia con mucho corazón, de manera bastante dulce, hasta que la sangre se apodera de la pantalla.

JB: Es una manera perfecta de describir la película: hay mucho corazón durante una hora y ¡bam! Aquí viene la sangre.

fyz003

BA: Pasamos una hora con los personajes y sin muchos miramientos haces que todos participen en la masacre. ¿Esa era la idea desde el inicio?

JB: La historia de Frank y Zed siempre fue la misma, eso se mantuvo desde el inicio. Lo relacionado con los aldeanos cambió un poco. Siempre supe que la orgía de sangre sería una batalla a gran escala, lo que pasó fue que escribimos esa secuencia cuando teníamos casi terminada la película. La mayoría de la orgía de sangre se escribió conforme filmamos, terminó siendo mucho más extensa de lo que planeamos.

A un nivel muy básico siempre fue la misma idea, pero me dije: ¿qué es lo que realmente quieres ver? ¿Qué quiere ver la audiencia? Hice una lista de cosas, bastante larga, algunas de las cosas, como lo de la marioneta que se arregla la pierna, son bastante estúpidas. Pero me encanta que estén en la batalla, tenía que tenerlas en la batalla.Es gracioso recordar cuando filmamos esa escena, porque se supone que habría muy poco vapor. No conseguí que el encargado de hacerlo soltara sólo un poco, así que en la película se ve una nube gigantesca de vapor. ¡Es muy estúpido y divertido!

BA: Creo que las marionetas te permiten liberarte de la seriedad, la mayoría de los productos de zombies que nos llegan se toman bastante en serio. Eso distingue a Frank y Zed, su mezcla de humor y violencia.

JB: No reflexioné demasiado sobre eso, sólo hice lo que quería. Me daban muchos nervios hacer la película, porque en el fondo es una historia bastante dulce. Tal vez la gente se reía de mí o pensaban que la película no era lo suficientemente seria. Todos los personajes me parecen bastante reales, lo que experimentan se siente bastante real. El público se encariña de ellos porque son buenas personas, tenía ganas de pasar un par de años en su mundo.

BA: Hay una escena donde un hombre canta, antes de que inicie la carnicería. Por alguna razón, fue la escena en que más me reí de la película.

JB: Amo esa canción, es rara y hermosa. Están pasando muchas cosas alrededor de ese hombre, todos están muy entusiasmados por la pelea, aunque no dejan de ser gente común y corriente. Unos ni siquiera pueden prender su antorcha, amo que estén muy entusiasmados por ir a matar y no puedan prender sus antorchas. Ese detalle los hace muy empáticos. Las marionetas hacen cosas que son muy reales, sin dejar de lado su falsedad. Eso me gusta mucho, que quieran ir a matar al monstruo sin tener muy claro qué harán, no están seguros de nada pero todos los demás están haciendo lo mismo.

fyz004

BA: ¿Por qué no tendremos más películas de marionetas para adultos? Hace unos años se estrenó ¿Quién mató a los Puppets? sin mucho éxito.

JB: Me sorprende. Pienso que en parte es porque los titiriteros parten de una base bastante performativa, hacer eso en cine es un poco difícil. Y si eres un cineasta, utilizar marionetas parece un gran salto que no entiendes del todo. También sucede que las caricaturas fueron durante mucho tiempo sólo para niños, ahora es bastante normal que se hagan expresamente para adultos. Dejó de ser noticia. Algo similar podría pasar con las marionetas, basta que alguien se anime y descubra lo divertido que es.

BA: Es curioso, porque originalmente, por ejemplo, el trabajo de Chuck Jones era considerado estrictamente para niños. Hoy día tal vez sería para un público más maduro.

JB: Fran & Zed tiene mucho de ese humor de los Looney Tunes de Chuck Jones, absolutamente. Amo su trabajo y es super violento. Locamente violento. Cuando era niño podía comprar un arma de balines, esas cosas desaparecieron de las tiendas. Los tiempos cambian.

BA: En la orgía de sangre hay un homenaje al Señor de los Anillos de Peter Jackson, además de las conexiones con Meet the Feebles. ¿Qué significa su cine para ti?

JB: Hay conexiones muy obvias con Meet the Feebles, pero lo que hizo con esa película, y que la conecta de manera muy directa con la nuestra, es que todo el trabajo de marionetas nunca se nota. No sabes cómo estas marionetas cobraron vida. También tiene personajes muy reales, aunque tenga un tono muy diferente al de Frank & Zed, pero hay un esfuerzo por crear un mundo bastante grande, lleno de personajes, que permita mezclar marionetas gigantes y otras muy pequeñas.

Películas como El Señor de los Anillos y Muertos de miedo (The Frighteners, 1996) son obras que me han influido de gran manera como cineasta. Definitivamente, Frank & Zed es mi intento por hacer mi Señor de los Anillos con marionetas.

fyz005

BA:¿Deben los padres dejar que sus hijos vean esta película?

JB: No lo sé, es bastante violenta pero no tiene sexo y solo hay dos majaderias. Es muy intensa, por ejemplo, para mi los flashbacks son lo más violento de la película aunque no veas nada realmente. Pero escuchas qué sucedió con Frank y la esposa de Zed. He conocido personas que le mostraron Frank & Zed a sus hijos de 12, 14 años y esos niños amaron la película. Mi hija tiene seis y no va a ver la película en el futuro cercano (risas).

Mi consejo sería que vean el trailer, está lleno de gore y cosas desagradables. Lo que decidan después de eso, es responsabilidad de ustedes. Estoy seguro que es menos intensa que otras cosas que ven los niños, mi hija ve ciertos programas que están llenos de mensajes negativos, donde las personas son malas unas con otras, se comportan como bullies y dicen cosas terribles. Eso es horrible, no me gusta que vea ese tipo de cosas.

BA: ¿Algún mensaje para el público del Festival Mórbido?

JB: Una película de marionetas que tardó siete años en hacerse debería ser terrible, imposible de ver. Muchos tendrán miedo de darle play a Frank & Zed, o buscarán verla sólo para comprobar lo mala que es. Entiendo si tienen dudas y no quieren gastar su vida en ella. Pero estaré muy agradecido con todo aquel que le dé una oportunidad, se sentirán satisfechos con su decisión. Se los aseguro.

Por Rafael Paz (@pazespa)

    Related Posts

    Mórbido | Conoce Las delicias de la otredad
    Mórbido | ‘Cam’ y la identidad virtual
    John Landis, invitado especial de Mórbido Fest