FICG | Catársis y ‘The Best Thing You Can Do With Your Life’

La mayoría de los documentales sobre Los Legionarios de Cristo giran en torno a Marcial Maciel y con sobrada razón. Los crímenes perpetrados por el fundador de la orden son imborrables, las cicatrices provocadas por ellos acompañará a las víctimas de por vida, no hay forma de separarlos de la organización religiosa.

Sin embargo, ¿qué hay de los otros miembros? ¿Por qué alguien decidiría unirse a ellos aun conociendo los atroces pecados de su fundador? ¿Las familias podrían estar tranquilas con esa resolución de sus parientes? Esos son algunos de los temas que aborda la directora Zita Erffa en The Best Thing You Can Do With Your Life (2017).

El documental tiene como protagonista a Lazlo, hermano de la directora, quien a los 17 años decidió enrolarse en la orden y abandonar a su familia, optando por un estilo de vida donde la reclusión se impone. El trabajo sirve como un ejercicio catártico para su directora, un lienzo donde busca encontrar respuestas para la postura tomada por su hermano.

En un extraño momento de apertura para los Legionarios de Cristo, Erffa logra llevar una cámara hasta uno de los centros donde los nuevos miembros de la orden son preparados para convertirse en sacerdotes (un proceso que dura un par de lustros). Al mismo tiempo narra cómo era la vida de su familia durante su crecimiento, donde vivió en varios países y la única constante para los cinco hermanos eran los campamentos de verano organizados por el grupo religioso.

La lucha al interior de The Best Thing You Can Do With Your Life tiene que ver con la manera en que luchamos para acoger de manera positiva aquellas determinaciones que no nos involucran como personas.

El hermano de Erffa es feliz con su forma de vida, es su hermana la que niega reconocer dicha felicidad. A lo largo del documental la cámara recorre las instalaciones de los Legionarios de Cristo sin encontrar huellas de imposiciones físicas, en cambio encuentra una y otra vez rostros alegres, sonrientes y expectantes que esperan cumplir con su preparación, que han aceptado ser moldeados según los deseos de la organización. Eso provoca una ruptura con nuestras expectativas, el deseo de encontrar jóvenes coaccionados a aceptar una vida que no eligieron.

La de su hermano quizá sea una obediencia limitante, pero nunca forzada. The Best Thing You Can Do With Your Life es una mirada íntima al proceso de Zita Erffa para entender al otro, tal vez así nosotros también podamos entenderlo.

Por Rafael Paz (@pazespa)

    Related Posts

    Unas vacaciones del terror en ‘Tiempo compartido’
    ‘Mente revólver’ y el rompecabezas de la frontera
    FICG | ‘Nadie sabrá nunca’ y los mecanismos del machismo
    FICG | Las expectativas del cambio y ‘Tierra firme’
    Diarios del FICG: Miedo, pesadilla y olvido
    Diarios del FICG: ‘Tschik’ de Faith Akin