Derbez busca ser tan reconocido como Cuarón, Iñárritu y Del Toro

El comediante mexicano Eugenio Derbez estrenará este fin de semana en Estados Unidos No se aceptan devoluciones, la película con la que debuta como director y que él mismo protagoniza junto a la actriz Jessica Lindsey.

Entrevistado en un lujoso hotel de Beverly Hills,  Derbez dijo que le gustaría que lo considerarán “como un conocido director mexicano de la talla de Guillermo del Toro, Alejandro Gónzalez Iñárritu o Alfonso Cuarón“.

Además agregó que a la industria Hollywoodense le hace falta que un mexicano incursione en el género de la comedia. Dijo que “Del Toro es excelente con las cintas de terror, González Iñárritu en el drama y Cuarón en la ciencia ficción, pero falta la comedia y ahí puedo entrar”.

La ópera prima de Derbez gira en torno a un soltero empedernido que vive en Acapulco. Ahí pasa sus días conquistando mujeres, en especial extranjeras, y llevándoselas a la cama. Un buen día una americana aparece en su puerta con una niña en los brazos y le informa que es suya. Ahora Valentín deberá enfrentar los deberes de la paternidad inesperada. Las cosas se complican cuando 7 años después la madre regresa para reclamar a su hija.

No se aceptan devoluciones es una mezcla de comedia ligera y melodrama, una combinación muy exitosa en las audiencias nacionales.La cinta está programada para estrenarse en México el próximo 20 de septiembre y contará con un número de entre las 500 y 1,000 copias.

Sinopsis: Esta es la conmovedora historia de Valentín, un gigoló acapulqueño que nunca imaginó que el amor de padre lo llevaría a enfrentar sus más grandes miedos y a descubrir la importancia de disfrutar al máximo cada momento de la vida.

Con información de Notimex.

    Related Posts

    FICG | ‘El complot mongol’: La novela que nunca fue película
    El mismo México y otro, una revisión de ‘Roma’
    ¿Qué estrena la Cartelera?
    Brillantina, motos acuáticas y mexicanos: ¡Viva el Oscar 2018!
    ¿Otro cineasta mexicano se pinta de dorado en el Oscar?
    ‘Wonderstruck’ y la detención pasiva

    Leave a Reply