El Avispón Verde: ¿sin Kaufman no hay futuro?

La primera pregunta que se formula al ver The Green Hornet (2011) es: ¿Por qué Michel Gondry aceptó hacer esta película?

Gondry es mundialmente conocido por su segundo filme Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, 2004), el cual se convirtió en parte del imaginario colectivo de toda una generación, sobre todo del sexo femenino –no he conocido mujer que haya visto la película y no diga que se parece a Clementina.

El regreso del director al largometraje es una decisión arriesgada, El Avispón Verde no luce como ninguna de sus anteriores entregas, es simple y llanamente una típica cinta de acción hollywoodense. Cualquier otra persona la hubiera dirigido y no lo hubiéramos notado, es más parece el trabajo perfecto para Michael Bay (The Rock, Transformers, Armageddon, etc.) o Bryan Singer (Superman Regresa, Operación Valquiria, X-Men, etc.).

Pero, quizá, no sea una elección tan ilógica. Después del éxito de Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, el guionista Charlie Kaufman y Gondry nunca volvieron a trabajar juntos. Esto ocasionó un bajón en la carrera del segundo, ya que sus dos siguientes entregas no tuvieron el mismo recibimiento.

Be Kind Rewind (Originalmente pirata, 2008) y La science des rêves (La ciencia del sueño, 2006) conservaban el espíritu innovador de su director, visualmente mantenían un excelente nivel pero a nivel de guión las cosas no fluían de igual manera.

Mientras Gondry filmaba esas dos cintas, Kaufman realizó una de los largometrajes más cautivantes de los últimos años: Synecdoche, New York (Nueva York en escena, 2008).

Es ahí donde el talento de Kaufman como guionista se confirma –como director su capacidad es cuestionable-, si es que necesitaba confirmación. Recordemos que previamente había participado en Adaptation (El ladrón de orquídeas, 2002), Being John Malkovich (¿Quieres ser John Malkovich?, 1999) y la antes mencionada Eternal Sunshine of the Spotless Mind.

Gracias a la perspectiva y al paso de los años, lo que parecía ser el inicio de una carrera exitosa para un director con un imaginario visual bastante atractivo (aunque anteriormente había estrenado Human Nature, también de la mano de Kaufman como guionista), ha resultado hasta el momento su mayor momento de gloria. El paso del tiempo nos ha permitido constatar que Kaufman y Gondry son necesarios el uno para el otro, el primero como guionista y el segundo como director. Es una relación simbiótica, parecida a la de Alejandro González  Iñárritu y Guillermo Arriaga –obvio antes de pelearse cual quinceañeras pasadas de estrógenos.

Ver El Avispón Verde si bien no es una tortura, tampoco es un deleite. A pesar de algunos buenos momentos a lo largo de sus 119 minutos de duración, la sensación general es que el proyecto no termina de cuajar.

Seth Rogen como Britt Reid aka The Green Hornet, no convence. Aunque quizá eso se deba en parte a que nunca lo habíamos visto en un papel de este estilo. Lo suyo lo suyo son las comedias ligeras, como Virgen a los 40 (Judd Apatow, 2005), o el humor para adolecentes, como Súper cool (Greg Mottola, 2007). Su incursión como el protagonista se explica en cuanto la secuencia de créditos inicia, Rogen es coguionista y productor executivo, digamos que se compró su propia película de superhéroes.

Si a esto le agregamos a un compinche, Jay Chou, sin el carisma necesario para compararse con Bruce Lee y una insípida Cameron Díaz como el objeto del deseo, la cosa no termina por lograr química en pantalla.

Y eso que no hemos nombrado a Christoph Waltz, ganador de un Oscar por su interpretación del Coronel Hans Landa en Bastardos sin gloria (Inglourious Basterds, 2009). Waltz no logra repetir el mismo nivel de actuación y como antagonista del Avispón Verde luce muy desaprovechado.

Sinceramente espero que Michel Gondry haya aplicado el David Lynch, quien antes de hacer Blue Velvet (Terciopelo Azul, 1986), una de sus obras maestras, realizó Dune (1984) para Dino De Laurentiis y así obtener el financiamiento de su película. Si no es este el caso con Gondry, eso significa que lo único que sobrevive de su talento como director es el creador de videoclips.

Por Rafael Paz

    Related Posts

    ‘La fiesta de las salchichas’: Más sexo y menos religión
    Cinema Móvil Presenta: ‘La leyenda de Tarzán’
    ‘Buenos vecinos 2’: Intercambio de roles
    Es momento de una ‘Sausage Party’
    Regresa la magia: tráiler de ‘Los ilusionistas 2’
    Vean cómo se filmó ‘Anomalisa’

    2 Responses

    1. Great post. I was checking constantly this blog and I’m impressed! Very useful info specifically the last part 🙂 I care for such info a lot. I was seeking this particular information for a very long time. Thank you and best of luck.

    2. Pingback : #Trailer (y póster) de ‘The We and the I’, lo nuevo de Michel Gondry : Butaca Ancha

    Leave a Reply