MUBI Presentan: ‘Déjame entrar’ de Tomas Alfredson

Muchos encontraron en Déjame entrar (Låt den rätte komma in, 2008) del sueco Tomas Alfredson un canto para los niños que sufrieron de acoso escolar. Todos esos pequeños vejados, violentados, furiosos, hartos, incapaces de canalizar su ira, como Oskar, el protagonista de la película (y de la novela homónima), hallarían una suerte de venganza simbólica a través de la figura vampírica y asexual de Eli. El vampiro como el sustituto y la manifestación del deseo subterráneo de ejercer la violencia.

También hubo quien leyó el subtexto del filme como una crítica a la sociedad sueca de la época. La trama se desarrolla en la década de los 80 y cuenta la historia de un niño de doce años que sufre acoso escolar. Por las noches, en el parque que se encuentra a las afueras del edificio donde vive con su madre, se imagina así mismo vengándose de los chicos que lo golpean después de clases. Es así como conoce a Eli, una chica que aparenta tener la misma edad que él y que recientemente se mudó a un edificio contiguo, con otro hombre mayor. Con el tiempo Oskar y Eli construyen una amistad entrañable, incluso un noviazgo insípido, pero Oskar descubre que Eli es un vampiro muy viejo, atrapado en el cuerpo de una niña o algo que aparenta ser una niña.

Todos los tópicos perturbadores del filme se insinúan o se cuentan a partir del silencio visual, nunca de forma clara o exagerada. Por ejemplo la ausencia familiar, la homosexualidad del padre de Oskar, la presencia pedófila del hombre que vive con Eli, el desempleo y hastío de los vecinos del vecindario que se reúnen todas las noches a beber, las condiciones violentas a las que se enfrentan los chicos en las escuelas, la venganza y la manifestación latente de que el niño se convierta en un sociópata. Todas las cosas aparecen como preguntas, signos de una sociedad que no confronta ni comunica nada de sus miedos y frustraciones. Las respuestas no aparecen explicitamente sino como poemas visuales abiertos, como posibles escenarios, como fragmentos de una historia mucho más grande. El mismo Alfredson confiesa que una de las desiciones de ambientar la película y la novela de John Ajvide Lindqvist en la década de los 80 es precisamente que era una época en la que el silencio aún era posible en Suecia.

Déjame entrar es ante todo un poema visual. El paísaje nevado, blanquísimo y agotador, el efecto de la nieve y el frío en las cosas y las personas, el silencio, quizá el aporte más importante del cine sueco al mundo, el entendimiento profundo de la ausencia de sonido, de la profunidad del instante. Todos son contrastes que Alfredson asimila de su propia cultura cinematográfica para enriquecer esta fábula vampírica moderna.

La película retoma algunos elementos tradicionales del mito del vampiro, específicamente la idea de que un vampiro sólo puede entrar a un lugar si es invitado a hacerlo. Este elemento fortalece la idea de confianza entre los dos protagonistas, cuya historia de amor se aisla del resto del contexto que los circunda: ellos son ajenos a la violencia que desatan, al misterio que dispara la cazería de la niña por sangre, y la creencia de que un asesino serial amenaza la zona, todo eso importa poco para ellos que se tienen el uno al otro, se acompañan, se protegen. Todas las vírtudes de la película en torno al vampirismo es que no utilizan la figura de dicha criatura como un esquema gastado, sino como el pretexto para contar otras cosas, como la métafora de algo más. Para mí la película retrata cómo alguien puede contener tanta violencia y furia en su interior y al mismo tiempo ser capaz de amar a otra persona de una forma hermosa y sin limites.

Por Davo Valdés de la Campa (@Davovaldes)

Déjame entrar se presenta actualmente en MUBI México, los invitamos a probar el servicio de manera gratuita durante 30 días en el siguiente enlace: mubi.com/butacaancha. Cada película del catálogo de MUBI estará disponible 30 días, cada día habrá una nueva película. La suscripción a MUBI tiene un costo de 49 pesos al mes y está disponible en diversas plataformas. En caso de pagar por un año de servicio, se les hace un 30% de descuento. Aprovechen.

    Related Posts

    MUBI Presenta: ‘Post Tenebras Lux’ de Carlos Reygadas
    MUBI Presenta: ‘Amour’ de Michael Haneke
    MUBI Presenta: ‘El viaje del cometa’ de Ivonne Fuentes
    MUBI Presenta: ‘Xenia’ de Panos H. Koutras
    MUBI Presenta: ‘As You Are’ de Miles Joris-Peyrafitte
    MUBI Presenta: ‘Showgirls’ de Paul Verhoeven