DocsMX | El profeta y los extraterrestres… del amor

Una noche a finales de los 70, un periodista fracasado tuvo un encuentro extraordinario… con unos extraterrestres. Ellos le informaron que era el más reciente de una larga fila de profetas en la historia de la humanidad, todos creados por estos seres espaciales y enviados a la Tierra para predicar sobre el poder del amor y la libertad sexual. El periodista, llamado Claude Vorilhon, dejó el lugar del encuentro como un hombre nuevo, renovado y listo para predicar la palabra de los Elohim –los seres que lo raptaron– bajo un nuevo nombre: Raël.

Él es el protagonista de El profeta y los extraterrestres (The Prophet and the Space Aliens, 2020), donde el realizador Yoav Shamir se sumerge de lleno en el raelismo, la religión iniciada por Raël en los 70 tras su espiritual cita con los extraterrestres. El proyecto, según cuenta la propia película, inició después de que Shamir aceptó recibir un premio de parte de los raelinanos por las “contribuciones” sociales y culturales de su cine, al acudir al acto quedó fascinado con la personalidad del líder religioso.

Se podría asumir que ante la relación del raelismo con criaturas extraterrestres, el documental dedica buena parte de su tiempo a desmitificar el credo raeliano, como han hecho diversos trabajos sobre la cienciología –Going Clear: Scientology and the Prison of Belief (2015), por ejemplo–, una religión con bases igual de dudosas y un gran número de acusaciones judiciales. Shamir no está interesado en ese tipo de ejercicio. El proyecto avanza principalmente sobre tres temas: ¿quién es Raël? ¿Qué tan válida/verdadera es su religión? Y, ¿cuál es el valor de la fé para nuestras vidas?

El profeta y los extraterrestres se convierte así en una reflexión sobre nuestra espiritualidad y la manera en que ésta da significado a nuestras vidas. A diferencia de los partidarios de la cienciología, los seguidores de Raël parecen gravitar a su alrededor por una genuina identificación con el mensaje de los “extraterrestres”: amar por sobre todas las cosas. Incluso, al ser cuestionados sobre la posibilidad de que Vorilhon haya mentido sobre su encuentro con los seres espaciales, más de uno asegura que no resentiría las acciones del bribón porque el cambio que provocó en sus vidas es permanente, aun si nació de un engaño.

Uno de los entrevistados de Shamir es un historiador especializado en religiones, Daniel Boyarin. Al ser cuestionado sobre el valor de las creencias de Raël, el investigador subraya la manera en que toda religión une experiencias “milagrosas” a su credo, hasta que el paso del tiempo se vuelve “verdad”. Lo más relevante, puntualiza el experto, es la manera en que los creyentes se desenvuelven.

alienprophet001

La reflexión de Boyarin se mezcla así con la inquisitiva mirada de Shamir, quien captura las reuniones raelianas y los lugares donde se desarrollan (Japón, Eslovenia, Burkina Faso, etc.) con curiosidad y una genuina sorpresa. Shamir busca acorralar a algunos de los miembros más cercanos al líder –quienes en el pasado han servido para promover ciertos trucos publicitarios, usados para atraer a los curiosos, como la supuesta clonación de una bebé–, pero su fé en Rael no tambalea. Para ellos la libertad y el amor/sexualidad que predica el raelismo es la forma más adecuada de conducir su vida.

Shamir también rastrea a los antiguos amigos y conocidos de Vorilhon en Francia, donde más de uno lo recuerda como un hombre sediento de fama, deseoso de ser reconocido en el mundo. Sin embargo, estos mismos conocidos admiran, hasta cierto punto, al Vorilhon convertido en Raël, quien ha absorbido tanto su papel que lo ha transformado en realidad. Sabemos tan poco del verdadero/histórico Jesús de Nazareth, pone como ejemplo Boyarin, que de viajar en el tiempo quizá lo veríamos comportarse con una excentricidad parecida a la de Raël.

Esta mezcla temática recuerda a la manera en que el cineasta Paul Verhoeven analiza la figura histórica de Jesucristo en su libro Jesús de Nazareth, donde intentando encontrar al hombre de verdad termina por descubrir su propia espiritualidad y admiración por esa figura tergiversada por los años. Su humanidad es la clave para entender su divinidad, como lo explica Verhoeven en su texto:

“En el pensamiento más teológico, Jesús nunca comete errores. Eso podría estar basado en la persistente perspectiva falsa de que Jesús era completamente divino. En mi opinión, Jesús fue completamente humano y nada más que eso, y es ‘completamente humano’ cometer errores. Todos cometemos errores”.

Shamir parece tener sentimientos similares hacia Raël, a pesar de sus dudas sobre el origen de todo y las intenciones del experiodista. Si los raelianos quieren creer en extraterrestres y el libre ejercicio de su sexualidad sin hacer daño a nadie, ¿quiénes somos para desaprobar sus creencias?

Por Rafael Paz (@pazespa)

    Related Posts

    DocsMX | #Confinados y la ventana de la cuarentena
    DocsMX | Buscando a Panzeri, restaurando la ética en el juego
    DocsMX | Bring Down the Walls y la resistencia de los cuerpos
    DocsMX | 1982 y los juegos del nacionalismo
    DocsMX | Healing From Hate: Battle for the Soul of a Nation y el cuidado solidario
    DocsMX | El Alcalde: un vistazo a la violencia desde el poder