Cannes 2013: La vorágine bilingüe

Cada año, los cinéfilos del mundo esperan con ansia la revelación de las películas que el comité encabezado por el controversial Therry Fremaux ha seleccionado para retacar su alfombra roja con celebridades de talla internacional, aderezada con unos cuantos cineastas de enorme reputación y el ocasional (y, de acuerdo a voces especiliazadas, cada vez menos frecuente) hallazgo festivalero.

Después de la orgía adolescente del año pasado, con Efron, Pattinson, Stewart y La Beouf en competencia, este año tenemos una alineación fuertemente dominada por cine galo y gringo, una relación contradictoria que da al Festival de Cannes la raíz de su continua importancia. Un maridaje que para muchas voces críticas representa la “vendimia” del Festival, Cannes se ve envuelto en un lucrativamente peligroso juego de complicidad con la industria hollywoodense que cada año incrementa su presencia, llegando al punto de presentar una superproducción veraniega en la costa francesa. ¿Masificación beneficiosa del cine autoral o irrevocable pérdida de integridad artística? La Palma esta en el aire.

FILM DE APERTURA: 

The Great Gatsby, de Baz Luhrman

¿De qué va?

Una adaptación extravagante, endulcorada y bizarramente musicalizada de la obra clásica de la literatura de la pluma de Scott Fitzgerald sobre un veterano de guerra en Estados Unidos, Nick Carraway (Tobey McGuire) se ve sumergido en la pompa y lujo de su vecino, Jay Gatsby (Leonardo DiCaprio), un mundo de decadencia desenfrenada en el que Carey Mulligan interpreta a Daisy. Con las actuaciones de Joel Edgerton, Isla Fisher y la leyenda bollywoodense Amitabh Bachchan.

¿Cómo llega a Cannes?

Luhrman es un favorito de Cannes, haciendo su debut en 1992 con Strictly Ballroom que se llevó el prix de la jeunesse para posteriormente ser graduado oficial del festival presentando en competencia oficial en 2001 su recargado Moulin Rouge! que tuvo una plataforma excepcional de despegue. Esta vez, su Great Gatsby viene medio pateado después de un súbito cambio de fecha de estreno (de diciembre a mayo), una enorme campaña publicitaria por parte de la Warner dirigida al mercado joven (la música a cargo de Jay Z como productor confirma este deseo de poperizar –o pauperizar– a Fitzgerald) y el descaradamente artificial mundo visible en el tráiler no auguran una recepción cálida por parte de la estirada crítica.

COMPETENCIA OFICIAL:

Behind the Candelabra, de Steven Soderbergh

¿De qué va?

Los años mozos del popular pianista Liberace (Michael Douglas con peluca, boas de plumas y chapitas) y el éxito obtenido a raíz de sus peculiares recitales de piano, al tiempo que vive un tórrido romance con un hombre joven (Matt Damon enpelucado y escurriendo terciopelo). Los acompañan Dan Akroyd y la leyenda del magazine hollywoodense, Debbie Reynolds.

¿Cómo llega a Cannes?

Soderberg es aún la persona más joven en haber conquistado la preciada Palma de Oro (a sus 26 años) por la cinta Sex, Lies and Videotape en 1989. Volvió en dos ocasiones más por su menospreciada (y digna de revaloración crítica) King of the Hill en 1993 y hasta 2008 por su fantástico díptico sobre el Che. Ahora se cierra la historia con el supuesto retiro del ganador más joven con este filme que representa la segunda vez que HBO lleva un filme a la competencia oficial (la primera fue The Life and Death of Peter Sellers, en el 2004) y lo que es el supuesto “retiro” de Soderbergh del cine, que ni él mismo se lo cree. Una historia ajena al festival que celebra el final de la carrera de un ecléctico y versátil cineasta.

Su chance de llevarse la Palma

Ya que es el supuesto “filme final” de Soderbergh, un premio del Jurado no está del todo descartado, el espectáculo será de exuberante sobriedad, conociendo el estilo de Soderbergh, por lo que el jurado de Speilberg será un poco mas condescendiente. Michael Douglas se presenta como opción viable para la Palma a actuación masculina.

Borgman, de Alex Van Warmerdam

¿De qué va?

Una referida “historia oscura” en la que Camiel Borgman (el actor holandés Jan Mugwort) llega a un decente vecindario desatando una serie de eventos inquietantes que retan la cuidadosamente construida fachada de una arrogante y acomodada pareja, sus tres hijos y hasta a la niñera. El bizarro teaser parece una mezcla del Boudu de Jean Renoir, estilizado suspenso y horror doméstico.

¿Cómo llega a Cannes?

Éste es el debut del director y actor holandés Alex van Warmerdam en Cannes, especializado en comedias negras del corte surrealista como De Noorderlingen (1992) que también maneja el tema familiar de manera torcidita o la indescifrable Abel (1986) en la que un hombre sin habilidades sociales que ha vivido siempre en su casa, una muestra del absurdo humorismo holandés, poco conocido en tierras occidentales. Probablemente estemos ante el trabajo más “accesible” de Van Warmerdam.

Su chance de llevarse la Palma

Dado los temas que maneja esta multidisciplinario artista holandés, es difícil que encuentre la aprobación de los generalmente “generofobos” jurados de los festivales de cine, y con Spielberg a la cabeza sería sorprendente que el nulamente condescendiente trabajo de Van Warmerdam encuentre reconocimiento de algún tipo. La plataforma internacional es el primer gran reconocimiento.

Un Chateau en Italie, de Valeria Bruni Tedeschi

¿De qué va?

Una familia es forzada a vender su casa en Italia, la historia gira en torno a una mujer que conoce a un hombre y cuyo sueño de recuperar la casa resurge. Tiene un pequeño hermano que esta enfermito y su madre, todos miembros de la burguesía italiana de la era industrial. Cuenta con las actuaciones de Valeria Bruni Tedeschi (la directora de la cinta), Louis Garrel (The Dreamers) y Xavier Beauvois (De dieux et des hommes).

¿Cómo llega a Cannes?

Después de haber conquistado el premio especial del Jurado en la sección Un Certain Regard en 2007 con la cinta Actresses, la prestigiosa actriz y directora Tedeschi se convierte en la única directora en competencia oficial sobre nombres de mucho mayor peso como Sofia Coppola y la enorme Claire Denis. Esta vez, con la presión encima de Thierry Fremaux (director artístico del festival) sobre la pobre inclusión de mujeres en competencia, ofrece una nueva cinta de la, generalmente auto indulgente, cineasta francesa.

Su chance de llevarse la Palma

Considerando el tema, el talento involucrado y que en Cannes los actores que le hacen a la dirección suelen verse recompensados de alguna manera (recuerden a Mathieu Almaric y su competente Tourneé en 2010), así que es muy probable que veamos a la señorita Bruni Tedeschi llevándose a casita una hojita de esa codiciada Palma.

italie

La Grande Belleza, de Paolo Sorrentino

¿De qué va?

La historia de un viejo periodista (Toni Servillo, protagonista de Il Divo, la película, no la grotesca colección de tenorcetes) que recuerda amargamente la juventud perdida a través de un melancólico viaje en la ciudad de Roma. La cinta ha sido descrita como una digna heredera de los circos urbanos de Fellini.

¿Cómo llega a Cannes?

Ésta es la quinta vez que Sorrentino (consentidazo de Cannes) compite por la Palma de Oro, acercándose bastante con el Premio del Jurado obtenido por Il Divo en el 2008 y que detonó que el entonces presidente del jurado, Sean Penn, buscara colaborar con Sorrentino. El resultado lo vimos en la menospreciada This Must be the Place, que fue destazada por la crítica internacional en el 2011. Ahora Sorrentino regresa a colaborar con Servillo en lo que se antoja como uno de los highlights del festival.

Su chance de llevarse la Palma

Si Spielberg y su jurado quieren verse comprometidos no sólo con el cine norteamericano, la cinta de Sorrentino se antoja como la opción más viable, después
de estar cinco veces al bat, éste podría ser el home run de Sorrentino si consigue una cinta cuando menos a la altura de Il Divo. Dado el tema, el director y su historia en el festival, es de las punteras para llevarse la Palma. Únicamente una recepción tan fría como la de This Must be the Place destrozaría el sueño italiano.

Grisgris, de Mahamat Saleh Haroun

¿De qué va?

Grisgris es un joven de 25 años que desea convertirse en bailarín a pesar de tener una pierna paralizada, pero ese sueño se ve truncado cuando su tío cae profundamente enfermo y se ve en la necesidad de trabajar con contrabandistas petroleros. Protagonizan Soulemane Deme, Mariam Monory, Cyril Guei y Marius Yelolo.

¿Cómo llega a Cannes?

El cineasta originario de Chad, Saleh Haroun compite por segunda vez por la Palma, después de que su naturalista Un homme qui crie conquistó el favor del jurado encabezado por Tim Burton en el 2010, llevándose el Premio del Jurado. Ahora trae una peculiar historia que representa al cine del continente africano la competencia oficial.

Su chance de llevarse la Palma

La temática de superación personal en un ambiente hostil y agresivo bien podría ser del agrado del presidente del jurado, Steven Spielberg, quien podría anotarse palomita bajo reflectores internacionales otorgando un premio de consolación (suena a que puede ser el de guión o de actuación masculina) a una película africana.

Heli, de Amat Escalante

¿De qué va?

Heli es un hombre que se encuentra en una plétora de corrupción policiaca, tráfico de drogas, trata de personas, explotación sexual y árida violencia al tiempo que busca a su desaparecido padre. Filmado en las afueras de Guanajuato, este filme representa el esperado regreso de Escalante a la escena internacional, quien describe a Heli como una mezcla de sus anteriores trabajos.

¿Cómo llega a Cannes?

Thierry Fremaux cree profundamente en el cine mexicano, de ello habla una consistente presencia en el marco de todas las actividades y secciones del Festival, por ello ahora aloja al cine latinoamericano en la competencia oficial, una vez más vía México. El turno es del cineasta catalán/mexicano Amat Escalante, quien regresa por tercera vez a Cannes pero ahora como “graduado” en la Competencia Oficial, después de haber visto presentados Sangre (2005) y Los Bastardos (2008) en Un Certain Regard.

Su chance de llevarse la Palma

El poco metraje que se ha podido ver de la cinta promete algo de profunda sordidez que seguramente hallará el favor de los miembros mas outre del jurado, pero no se puede descartar nada después de la terrible (e injusta) recepción de Post Tenebras Lux el año pasado que terminó embolsándose el premio al mejor director. Heli se presenta como un verdadero enigma en el panorama de la competencia. Dependerá de la apertura que presente Spielberg ante trabajos de esta factura.

heli

The Immigrant, de James Gray

¿De qué va?

La historia de una mujer que emigra de Polonia (realeza de Cannes, Marion Cotillard) que en busca de su hermana en la Isla Ellis de Nueva York, se sumerge en un mundo dominado por prostitutas y proxenetas (uno de ellos, Joaquin Phoenix) pero un maguito buena onda como Rody (Jeremy Renner) le ayuda a salir del hoyo en el que se ha metido.

¿Cómo llega a Cannes?

James Gray es el símil dramático de Jerry Lewis. Vastamente infravalorado en Estados Unidos, locamente popular en Francia. Ésta es la cuarta vez que Gray entra en la competencia oficial y que esperamos sea el escaparate necesario para que su obra de pesada tónica dramática como Little Odessa (1994), The Yards (2000), We Own the Night (2007) y Two Lovers (2008) sea revalorada y apreciada por generaciones jóvenes.

Su chance de llevarse la Palma

Bastante alta. Estamos ante la mejor oportunidad de Spielberg de premiar al cine estadunidense de buena factura, además de que James Gray lleva años en la industria sin haber tenido una recompensa tangible, es muy probable que The Immigrant sea la plataforma que le permita ser reconocido de manera internacional. Si no, el premio a mejor actriz podría por fin caer en manos de Marion Cotillard.

immigrant

Inside Llewyn Davis, de los Coen

¿De qué va?

Inspirada en la memoria de Dave Van Ronk The Mayor of McDougall Street, ésta es la historia de un cantante de música folk en Nueva York a principios de los años 60. Estelarizan Oscar Isaac (Drive), Justin Timberlake (N Sync) , Garret Hedlund (Tron, On the Road), John Goodman, una rabiosa Carey Mulligan y ¡F. MURRAY ABRAHAM!

¿Cómo llega a Cannes?

Los Coen son presencia constante en Cannes desde que Barton Fink lograra la Palma de Oro de manera unánime en 1991. Ésta sería la octava ocasión en que los Coen disputan la Palma de Oro habiendo cosechado además dos premios a la mejor dirección por Fargo en 1996 y The Man Who Wasn’t There en el 2001. Artistas consagrados que elevan el peso de la competencia con su simple presencia.

Su chance de llevarse la Palma

Si tomamos en cuenta la enorme presencia de cine norteamericano en competencia es probable que una de las cintas sea ignorada en el palmarés, probablemente la cinta de los Cohen sufra un destino similar a No Country for Old Men, que en el 2007 fue la locura en Cannes que no se cristalizó en reconocimiento alguno. Pero si la película es algo excepcional (como promete el tráiler) bien podría llevarse un Premio del Jurado o un premio de actuación para Oscar Isaac, John Goodman o Carey Mulligan.

Jeune et Jolie, de François Ozon

¿De qué va?

Un retrato contemporáneo de una chica de 17 años, en las cuatro diferentes estaciones del año con diferente música cada estación. Muy a la manera de 9 Songs, esta cinta francesa es protagonizada por la exquisita Marine Vacth, Geraldine Pailhas, Frédéric Pierrot, Fantine Rabat, Johan Leisen y la excepcional Charlotte Rampling.

¿Cómo llega a Cannes?

Uno de los directores franceses más reconocidos a nivel internacional, caracterizado por un trabajo que se mueve en los derroteros del camp, erótico y psicosexual, es apenas la segunda vez que compite en Cannes después de la perversona Swimming Pool en el 2003, habiendo preferido con regularidad La Mostra de Venecia como plataforma para sus trabajos.

Su chance de llevarse la Palma

El cine erótico difícilmente es premiado en Festivales, pero dado que Ozon es uno de los directores que se sienten “poco recompensados” por las ceremonias de premiación, sus posibilidades aumentan un poco. El premio de actuación para Marine Vacth es una posibilidad más real.

Jimmy P, de Arnaud Desplechin

¿De qué va?

La crónica de Georges Deveraux, un psicoanalista francés en la década de los 50 que recibe bajo tratamiento a Picard, un nativo americano de Blackfeet que regresa de la Segunda Guerra Mundial experimentado extraños síntomas. La historia se desarrolla en el Winter Hospital de Kansas. El psicoanalista es Mathieu Almaric (Casino Royale) y el nativo americano es Benicio del Toro (los comerciales de Magnum, la paleta).

¿Cómo llega a Cannes?

Otro perpetuo nominado de Cannes, Desplechin llega por quinta ocasión a Cannes sin haberse llevado premio alguno, comenzando en 1992 cuando presento La Sentinelle hasta su más reciente participación, en el 2008 con Un Conte de Nöel. Su nueva cinta se manejaba como una de las pocas certezas de la selección oficial antes del anuncio, los comentarios hasta ahora han sido bastante buenos.

Su chance de llevarse la Palma

De las representantes galas, es la que más favorecida se ve. El tema de comunicación cultural representa un escaparate perfecto para ser premiada en un festival “multicultural”. Aunque es mucho más probable que el jurado de Spielberg le otorgue el premio de actuación masculina a la dupla Almaric/Del Toro.

jimmyp

Michael Kohlhaas, de Arnaud Despallieres

¿De qué va?

La historia de un comerciante de caballos que se convierte en un vigilante, basada en la novela de Heinrich Von Kleist. Protagonizada por Mads Mikkelsen (premio de actuación masculina el año pasado por Jagten), Bruno Ganz (El Hitler de los videos virales), Denis Lavant (Holy Motors) y el catalán Sergi López (El Laberinto del Fauno).

¿Cómo llega a Cannes?

Éste es el remojón del director parisino Arnaud Despallieres en Cannes, después de 3 largometrajes y algunos documentales que no encontraron un mercado fuerte fuera de Francia. Ahora llega cobijado por un impresionante reparto y una fuerte fuente literaria en lo que se antoja será una de las revelaciones del Festival.

Su chance de llevarse la Palma

Esta película tiene toda la percha de un clásico prestige pic con un subtexto dramático lo suficientemente fuerte para convertirse en una de las cintas preferidas del público y la crítica, aunque si el material es muy denso o aburrido, sus posibilidades se verían reducidas a un premio a la colaboración técnica. La moneda esta en el aire.

mads

Nebraska, de Alexander Payne

¿De qué va?

Un hombre y su hijo viajan de Montana a Nebraska para reclamar un premio que consiste en dinero en efectivo. A lo largo del camino se encuentran con amistades, familiares y conocidos a los que el padre debe dinero. Una odisea americana que hemos visto con frecuencia, pero ahora de la sabia mano de Payne. Will Forte (Saturday Night Live) es el hijo y la leyenda de Bruce Dern interpreta al padre.

¿Cómo llega a Cannes?

Alexander Payne fue miembro del jurado apenas el año pasado, pero esta será apenas la segunda ocasión que su singular trabajo participe en Cannes después de recibir ovaciones pero ningún premio en el 2002 con la enorme About Schmidt. Esta íntima historia es en las que Payne es un especialista y aún no ha tenido un fracaso sonado.

Su chance de llevarse la Palma

Junto a James Gray, la carta fuerte de los Estados Unidos para hacerse de la Palma de Oro. La tónica de la historia seguramente conquistará a los miembros mas suavecitos del jurado (incluido el presidente Spielberg). Cuando menos un premio se llevará, siendo opciones fuertes la Palma, premio al guión o por actuación masculina para la dupla Dern/Forte.

nebraska

Only God Forgives, de Nicolas Winding Refn

¿De qué va?

Continuando su fértil colaboración con Ryan Gosling, el director danés Winding Refn le acomodará santos madrazos en su nueva cinta, ambientada en los bajos mundos de las peleas en jaula en Tailandia, en la que un policía y un ladrón arreglan sus diferencias. Kristin Scott Thomas interpretará a la matrona del inframundo criminal en Bangkok.

¿Cómo llega a Cannes?

Otra de las certezas del Festival, el tráiler es un alboroto de testosterona hecho de la manera más elegante. Ésta es la segunda vez que el director danés ensucia la competencia después de llevarse el premio a la dirección por su laureada Drive en el 2011. Ahora llega con el muy anticipado follow up de esta última, con niveles altísimos de expectación en lo que parece una aguda estilización sobre la ya estilizada Drive.

Su chance de llevarse la Palma

Considerando que obtuvo el premio a la dirección hace dos años y que seguramente se tratará de una pieza fílmica de singular belleza y violencia, es difícil ver algún premio en el camino de Winding Refn por segunda ocasión, aunque no se descarta la fabulosa Kristin Scott Thomas como una posibilidad en el rubro de actuación femenina.

Le Passé, de Asghar Farhadi

¿De qué va?

Tras pasar por serios problemas maritales un hombre iraní abandona a su esposa francesa y a sus dos hijos en París para regresar a Irán. Estando allá recibe una carta de su esposa pidiéndole el divorcio y cuando regresa se da cuenta que alguien más ha estado tomando de su atolito. Protagonizan Tahar Rahim (Un Prophète) y Berenice Bejo (The Artist).

¿Cómo llega a Cannes?

Aunque había tenido una carrera modestamente exitosa en Irán, el cineasta Asghar Farhadi tuvo una proyección brutal con el exitazo presentado en la Berlinale del 2011 con la brillante Jodaeiye Nader az Simin (Una separación). Ahora es presentado en sociedad en Cannes, donde busca por primera vez la Palma de Oro.

Su chance de llevarse la Palma

Una producción multinacional siempre se va favorecida en el marco del festival, sobre todo si el talento involucrado es un director iraní y celebridades de pasadas ediciones del festival, ésta es de las cintas que llega con expectativas altas al festival y de la que se espera sea una de las contendientes mas fuertes no sólo a la Palma, sino en todos los rubros. Muy probablemente, Le Passé no se irá a casa con las manitas vacías.

Soshite Chichi Ni Naru, de Hirokazu Kore-eda

¿De qué va?

En esta cinta, Fukuyama Masaharu interpreta a un desagradable y ambicioso hombre de negocios que trabaja para una corporación grande. Se encuentra con la mayor crisis de su vida cuando se entera de que ha estado criando al hijo de alguien más los últimos 6 años, ya que su hijo fue cambiado por accidente al nacer. ¿Alguien sabe desde cuándo el IMSS ofrece cobertura en Japón?

¿Cómo llega a Cannes?

Respetado como uno de los directores japoneses contemporáneos más importantes, Kore-eda entra a la competencia por tercera vez, después de estar presente con Distance en el 2001 sobre una masacre hecha por una secta religiosa apocalípitca y Nobody Knows en el 2004, en la que un niño de 12 años debe cuidar a sus hermanos pequeños después de ser abandonados. Esto sólo refleja una embarradita del rango de este infravalorado cineasta.

¿Su chance de llevarse la Palma?

Spielberg es un sensible en cuanto a los temas padre/hijo y este drama ofrecerá dilemas éticos y morales al por mayor centrados en ese tema. Puede ser una de las favoritas del público, pero resulta más complicado verla figurar en el palmares a menos que represente una plataforma de proyección más amplia para Kore-eda.

koreda

Tian Zhu Ding, de Zhan ke Jia

¿De qué va?

Se sabe poco de la nueva cinta de uno de los directores chinos más importante hoy en dia, Zhan ke Jia, traducido como Un toque de pecado, la cinta abordara cuatro historias diferentes.

¿Cómo llega a Cannes?

Zhang Ke Jia deslumbró al mundo y encontró una plataforma internacional con su minucioso estudio sobre la relación entre la globalización y la multiculturalidad, El Mundo (Shije, 2004), pero ésta representa la tercera vez que el cineasta compite por la Palma, presentando en el 2002 Unknown Pleasures (Ren Xiao Yao, 2002) y 24 City (Er shi si cheng ji, 2008) trabajos que presentan el coqueteo de occidente en la cultura china.

Su chance de llevarse la Palma

Realmente no se sabe mucho de esta cinta, de manera que es difícil hacer un pronóstico sobre sus probabilidades, pero Zhan Ke Jia es un autor respetado entre los círculos cinéfilos y su trabajo es de una calidad altísima. El jurado de Spielberg podría otorgarle alguno de los premios del Jurado, pero la Palma, aunque difícil, no se ve inalcanzable.

Venus in Fur, de Roman Polanski

¿De qué va?

Una aparentemente frágil actriz realiza una audición para un papel en un drama sadomasoquista y trata de convencer al joven director de que ella es la indicada para enfundarse en orgásmico dolor. Protagonizan Mrs. Polanski (la actriz francesa Emannuelle Seigner) y el icono hipster (aunque muchos de ellos no sepan ni como se llama) Louis Garrel (The Dreamers).

¿Cómo llega a Cannes?

Polanski es una figura consagrada del cine que ha visto su figura pública elogiada como artista y repudiada como hombre. Poco se puede decir sobre el perfil del director polaco más conocido en la actualidad. En cuanto a su historia en Cannes, esta sería, quizá para sorpresa de algunos, apenas la tercera vez que Polanski va por la grande, después de su inquietante The Tenant en 1976 y la película que lo baño de oro, The Pianist en el 2002. Ahora vuelve con otra adaptación teatral, después de la tibia recepción que tuvo con Carnage (2011), la adaptación de la pieza teatral de Yazmina Reza.

Su chance de llevarse la Palma

Si tomamos en cuenta que Polanski ya se llevó una Palma de Oro y que este trabajo esta más enfocado en la vena teatral, será difícil que exceda las expectativas más allá de un ya rumorado premio de actuación femenina para Seigner, aunque puede encontrar apoyo en los sectores más “liberales” del Jurado (Ramsay, Kidman, Waltz).

venus

La Vie d´Adele, de Abdellatif Kechiche

¿De qué va?

Adele es una joven de 15 años que sueña con encontrar el amor de su vida, cuando conoce a Thomas (un amable y guapo extraño que se enamora de ella al instante) su sueño parece haberse hecho realidad. Pero Adele se encuentra con una joven de cabellos azules, con la cual se imagina que se mete a su cama y la posee con enorme placer. Adele comienza así un tórrido romance con esta joven, que le revela su verdadera naturaleza. Con Adele Exarchopoulos y la bella Lea Seydoux (Sister)

¿Cómo llega a Cannes?

El director tunecino Abdellatif Kechiche, protagonista de un escándalo en la Mostra de Venecia en el 2010 por su exuberantemente controvertida Venus Noire, pisa Cannes por primera vez después de algunos años trabajando y éste es su quinto largometraje con el que promete mantener la llama de la polémica viva en el Festival. Otro de sus trabajos que ha tenido buena acogida internacional es el drama Le Graine et le Mulet.

Su chance de llevarse la Palma

Por el tema podría ser demasiado controversial para el gusto de Spielberg, del cual se esperan decisiones conservadoras en cuanto a los premios, pero el ecléctico jurado puede encontrar un lugar donde premiar la valentía de Kechiche por abordar este tipo de historias, pero la Palma suena a una posibilidad remota, sobre todo si el material se pasa de fogoso.

adele

Wara no Tate, de Takashi Miike

¿De qué va?

Basada en el best seller de Kazuhiro Kiuchi, Shield of Straw, es la historia de unos policías que transportan a un asesino confeso pero deben evadir a una serie de cazarrecompensas que quieren cobrar la recompensa de 12 milloncitos que recae sobre el asesino que ha sido ofrecida por el abuelo de la víctima. Protagonizada por Takao Osawa y Nanako Matsushima.

¿Cómo llega a Cannes?

El hiperviolento maestro Miike regresa por segunda ocasión a la competencia oficial después de que su remake del clásico samurái de Masaki Kobayashi, Hara Kiri (2011) no hiciera mella en ningún lado y pasara a formar parte del olvido fílmico. Su frenético ritmo de trabajo (4 películas en dos años) le da una buena imagen en el panorama internacional, sin embargo sus últimos trabajos han sido recibidos con frialdad por público y crítica.

Su chance de llevarse la Palma

Se antoja bastante difícil dada la aversión de los Festivales de cine a los ejercicios de género, por muy bien hechos que estén. Además se antoja improbable que la cinta de Miike (por buena que pueda ser) encuentre el favor de alguno de los jurados que probablemente querrán premiar alguna cinta “más importante”.

Only Lovers Left Alive, de Jim Jarmusch

¿De qué va?

Tras algunos años de ausencia de la escena internacional, el reverenciado autor norteamericano Jim Jarmusch regresa con esta historia sobre dos vampiros enamorados con salvaje pasión a través de diferentes eras. El elegante reparto está conformado por Tom Hiddleston (Loki, de The Avengers) y Tilda Swinton, quienes se limpiarán mutuamente la sangre de la comisura de los labios, mientras que Mia Wasikowska, John Hurt y Anton Yelchin cierran el reparto. Todo ambientado con una estética que promete sucia, elegante y rugosa. A la Jarmusch.

¿Cómo llega a Cannes?

Jim Jarmusch y su extravagante drapeado en el pelo han sido alabados con locura en Cannes en 6 ocasiones por la Palma de Oro, una vez por un cortometraje ganando la Palma de Oro (Coffe & Cigarrettes: Somewhere in California, 1995) y la cotizada Caméra D´Or (premio a la ópera prima) por su canónica Strangers in Paradise (1984), habiendo cultivado ya en la viña de la croisette un premio del Jurado (Broken Flowers, 2005). Después de que la bizarra hipnótica de Limits of Control (2009) se saltara toda presencia festivalera, la ausencia de Only Lovers Left Alive en el anuncio oficial se consideró sorpresiva, mas no inesperada.

Su chance de llevarse la Palma

Jarmusch es un favorito en Cannes independientemente de quien esté en el Jurado, podría encontrar los favores de algunos miembros del Jurado que gustan de su estilo (Naomi Kawase, quizá) pero se antoja improbable que Spielberg conecte mucho con el estilo indie-glam de Jarmusch. Los premios de actuación también se ven un poco complicados en lo que parece ser una pieza de estilo más que una pieza actoral.

OLLA

Por JJ Negrete (@jjnegretec)

    Related Posts

    Las 100 películas de la década
    El acusado y el espía: La persecución de lo justo
    La montaña y la inmovilidad de lo artificial
    Sundance: Promising Young Woman y el derecho a estar encabronada
    50 películas para el 2020
    8º Los Cabos | Los muertos no mueren de Jim Jarmusch

    Leave a Reply