Don’t do it again: The Chemical Brothers en Ambulante 2013

Sí, los Chemical Brothers son uno de los live acts más impresionantes del mundo. Sí, verlos en vivo es una de las mejores experiencias visuales y sonoras. Sí, todo el mundo debería presenciar un concierto. No, no debe pensarse que Don’t Think es un documental sobre el dúo electro británico.

Cuando pienso en la palabra ‘documental’ me viene a la mente un trabajo audiovisual que brinde diversas perspectivas de un tema en particular, que aborde un aspecto de la realidad desde varios ángulos y me permita asomarme a instantes irrepetibles o conocer íntimamente la visión de algún personaje.

Don’t Think (2012), la cinta dirigida por Adam Smith, sólo cumple con una de estas condiciones: captura un momento, el concierto que dieron Tom Rowlands y Ed Simons en el Fuji Rock Festival, en 2011.

Podría decirse que fue un acierto elegir a Smith para la dirección de la película. Quién mejor que el encargado de realizar los visuales que el dúo utiliza en escena para retratar una presentación en vivo. Pero para qué engañarnos, el show es tan bueno que prácticamente se graba solo. Ese par tiene tantos hits que verlos en vivo es como un paseo en montaña rusa sin descansos.

chemicalbrothers2

Para el trabajo de edición podría saltarse indistintamente entre cada una de las 20 cámaras desplegadas y el resultado sería igual de atractivo visualmente.

El problema que veo en la producción es el hecho de no trascender al simple registro de acontecimientos. Para el público ajeno al trabajo de los Chemical, o para los no tan entusiastas puede resultar un tanto tedioso.

“Ver a los demás divertirse no es divertido”, dijo mi chica. Prueba de ello es que nunca había visto a tantas personas en una sala de cine tuiteando revisando su facebook en su teléfono celular a media función.

Quizá lo mejor de la cinta sea que el registro sonoro está en 7.1 canales y eso enriquezca la experiencia, sin embargo me lo perdí completamente gracias a Cinépolis Perisur, que tiene el superpoder de convertir un Dolby en un insípido stereo.

¿Cómo resolvió el cine el problema con el audio? Subiéndole. Maldito Murphy.

Se agradece que Ambulante haya incluido en su selección Don’t Think, de otra manera habría sido muy complicado verlo en una sala de cine, sólo me habría gustado que Adam Smith nos diera un breve recorrido detrás del escenario o de aspectos más íntimos de Rowlands y Simons y abusara un poco menos de las expresiones de pasmo del intoxicado público nipón.

Por Carlos Morales (@spacemono)

 

    Related Posts

    Ambulante | ‘Lucha México’: El sendero de la máscara
    Presenta Ambulante los cortometrajes de ‘Injerto’
    Anuncian la programación de Ambulantito 2017
    ‘Bellas de noche’: La edad de las estrellas
    Ambulante | ‘Últimas conversaciones’: La vida y el confesionario
    Ambulante | ‘Pervert Park’: Terapia para agresores

    Leave a Reply