‘Alcanzando tu sueño’ y el estereotipo del pop

El inicio de la carrera de un cantante depende en enorme medida de la habilidad y la exposición que encuentre su voz. Desde Operación Triunfo hasta La Voz, en la actualidad, el reality show es un vehículo que ofrece la posibilidad de cumplir el sueño artístico y garantiza rating por parte de una audiencia interesada en el espectáculo.

Alcanzando tu sueño (Teen Spirit, 2018) toma los mencionados elementos bajo el punto de vista de una adolescente que compite contra individuos que rondan en su juventud. Violet (una notable Elle Fanning) vive en un pequeño pueblo en Inglaterra en compañía de su madre Maria (Agnieszka Grochowska). Cuando se presentan castings para el programa Teen Spirit en la localidad, la joven buscará su sueño de convertirse en artista, ayudada por Vlad (Zlatko Buric), un retirado cantante de ópera.

El realizador Max Minghella construye con su ópera prima un relato nostálgico que refleja los intereses musicales de una generación acostumbrada al alcance de las redes sociales, así como el estado de ánimo de Violet (Fanning desplegando habilidad como cantante) y su alcance interpretativo conforme avanza en el concurso.

El guion del propio Minghella (hijo del difunto realizador Anthony Minghella), resalta la dificultad del creciente auge del personaje con el deslumbramiento propiciado por la fama entre luces de neón, respaldada por la fotografía de Autumn Durald. De la inicial timidez y la ira a causa de la ausencia de un padre que la abandonó de niña, la muchacha enfrenta adversidades representadas con el egoísmo y las tentaciones que ponen en jaque su aspiración de victoria.

Sin embargo, la propuesta se eclipsa a causa de la superficialidad de la trama, distante de las oscuras complejidades del éxito retratado en Vox Lux (2018). Próxima al videoclip en su estilo, el relato es desbalanceado con respecto al vertiginoso ascenso de su estrella y con las subtramas relacionadas con su madre, su mentor, sus compañeros de banda y la ambición de colegas que buscan colocarle el mundo a sus pies.

Por instantes propositiva, Alcanzado tu sueño es una prototípica perspectiva musical que aborda terrenos muy conocidos sobre el sueño artístico, la tenacidad, la superación personal y el deslumbramiento, incluyendo los intereses particulares de la televisión y los representantes de los artistas.

Aunque entretenida y gozando de pegajosas canciones pop en su soundtrack, no puede eludir su cliché, prisa, irregularidad y ausencia de sustancia.

Por Mariana Fernández (@mariana_ferfab)

    Related Posts

    5º día de cine y maple: Diarios del TIFF
    ‘El seductor’ y los conflictos del deseo
    Cannes, día 7: La gentil brutalidad
    ‘El demonio neón’: Devuélveme mi tiempo
    ‘El demonio neón’: El flamante fúnebre
    ¿Cómo le fue a ‘The Neon Demon’ en Cannes?