9º Ambulante | ‘Robamos secretos: la historia de Wikileaks’: ¿Héroes o villanos?

Julian Assange es, sin dudas, una figura polarizante. Bradley Manning, también. Etiquetados de paladines de la justicia y acusados de traición por la gran potencia mundial, ambos son el eje del documental Robamos secretos: la historia de Wikileaks (We Steal Secrets: The Story of WikiLeaks, 2013) de Alex Gibney. Uno como fundador del sitio más famoso de filtraciones de la red, y el segundo por ser el catalizador de la gotera más grande de información clasificada de los Estados Unidos.

En su documental, Gibney plantea una pregunta: ¿Assange y Bradley son héroes o los malos del cuento? El director no brinda una propuesta concreta, en cambio la deja abierta para que sea el público quien responda. El documentalista se limita a narrar. No es que no exista crítica, la hay, pero viene acompañada de comentarios en sentido contrario. Por momentos Gibney exagera buscando imparcialidad.

A pesar de haber sido puesto en duda por Wikileaks, el director realiza un esfuerzo titánico por concentrar toda la información relacionada al tema. Desde los inicios de Assange como hacker hasta las dudas de Manning sobre su sexualidad o los testimonios de los cientos de involucrados. El bombardeo de información es constante y, en momentos, una pausa para reflexionar no caería mal.

Sin ser una revelación, Robamos secretos: la historia de Wikileaks es un gran primer paso para aquellos interesados en el tema. Los ya iniciados difícilmente encontrarán información novedosa o algún punto para reiniciar la discusión sobre el verdadero valor de lo hecho por los protagonistas del documental.

La reflexión llega sobre el fenómeno a futuro. Assange y Manning fueron el primer paso de una futura revolución, una que bien podría no darse. En uno de sus cuentos más famosos, Isaac Asimov describe un invento capaz de seguir los pasos de todo el mundo a todas horas y, de construcción suficientemente sencilla para estar al alcance de cualquiera. El mundo planteado por Asimov se sumerge en el caos ante la falta de secretos y la obsesión de las personas por observar a su vecino. Cuando la liberación de información planteada por Assange termine, ¿estaremos igual?

Por Rafael Paz (@pazespa)

    Related Posts

    Ambulante | María Sojob, lingüista
    Ambulante | Yermo: Everardo González, paisajista
    Ambulante | ‘Lucha México’: El sendero de la máscara
    Presenta Ambulante los cortometrajes de ‘Injerto’
    Anuncian la programación de Ambulantito 2017
    ‘Bellas de noche’: La edad de las estrellas

    Leave a Reply