‘Esta chica es un desastre’: Ellas también fallan

El recuerdo más relevante en la niñez de Amy (Amy Schumer) no es una hermosa Navidad, su primer juguete, algún tierno beso bajo un frondoso árbol o una dolorosa caída al aprender a andar en bici. No, como Esa chica es un desastre (Trainwreck, 2015) nos lo hace saber en su primera secuencia, es una conversación con su padre: “la monogamia es imposible.” Ese mantra ha acompañado a nuestra protagonista a lo largo de su vida, imponiéndose en todas sus relaciones.

Judd Apatow llegó a la pantalla grande de la mano de un cuarentón que no había logrado quitarse el celofán, entregando una comedia soez e inteligente por partes iguales en Virgen a los 40 (The 40 Year Old Virgin, 2005). Han pasado diez años desde entonces y Apatow ha crecido como director/autor con cada una de sus películas, su trabajo anterior, Bienvenido a los 40 (This is 40, 2012), filtraba sus ansiedades personales como padre, marido y hombre de edad madura, sin dejar de lado la comedia.

Su nueva película vuelve a marcar un avance, atrás quedaron los hombres contemporáneos suyos. Por primera vez una mujer es quien marca la pauta y no la meta del personaje central. Amy es su propia fin y destino. Ayuda que el guión tenga la firma de Schumer, quien es considerada una de las comediantes más filosas de su generación. Su acierto es hacer natural el comportamiento de su personaje (no tendría por qué ser de otra forma), aun cuando su arco de desarrollo sea bastante conservador. El realizador lo sabe y no se entromete, la deja fluir.

Un montaje nos explica cómo Amy siempre encuentra la manera de dormir sola, a riesgo de sufrir un ataque de ansiedad en caso contrario. Igualmente aquel que logre pasar la noche no está muy lejos de sufrir las complicaciones emocionales de la señorita. Aquí es él (Bill Hader canalizando a la perfección su convencional persona) quien tiene una “amiga” que le advierte de los peligros de su nuevo interés amoroso (nada menos que Lebron James, robando escenas como si estuviera dominando la duela), incluso, podríamos decir que es un complemento de la ‘manic pixie girl’ que ha dominado la comedia romántica de los últimos años.

Para Apatow y Schumer su mayor éxito es lo común que resulta el relato de su protagonista. ¿Ya saben qué John Cena –sí, la superestrella de la WWE– se lleva la película?

“Estoy listo para darte mis nutrientes.”

Por Rafael Paz (@pazespa)

    Related Posts

    ‘Viaje salvaje’: La comedia colonial
    Brie Larson es la elegida para ser ‘Captain Marvel’
    Un monstruo de otra era: tráiler de ‘Kong: La Isla Calavera’
    Nuevo tráiler de ‘El buen amigo gigante’
    Ya viene una película sobre The Lonely Island
    Greta Gerwig se mete en líos amorosos en ‘Maggie’s Plan’