En su más reciente filme, La langosta (The Lobster, 2015) el cineasta griego Yorgos Lanthimos creó un filme de memorable resonancia por la aguda sátira que hace sobre la tiranía del emparejamiento tan vigente en nuestros tiempos, donde los requisitos pesan más que los atributos y la premura de “tener” algo es más importante que enamorarse de alguien.

A pesar de su seco cinismo y de su gélida elegancia, La Langosta se trata, en esencia y forma, de una comedia romántica. El género que más he hecho por perpetuar, evidenciar y, en ocasiones, analizar, el complicado proceso que lleva de la patética soledad al absurdo del sacrificio, pasando por la innecesaria complejidad del cortejo y el necesario engaño de la compañía.

Tomando esto como punto de partida, creamos un collage narrativo en el que La langosta entabla una serie de conversaciones e intercambios con otros filmes del género, particularmente con el clásico de Woody Allen, Annie Hall (1977), las agudas observaciones sobre la soltería del Diario de Bridget Jones (2001) o el entrañable patetismo de Varjoja Paratissa (1986) del finlandés Aki Kaurismaki, por mencionar algunos.

Esperemos lo disfruten…

    Related Posts

    Diarios del FICM – Geometría para cinéfilos
    Cannes se despide: ¿quién se llevó la Palma?
    Cannes, día 6: Finales felices
    ¿Quién ganará la Palma de Oro en el Festival de Cannes?
    ‘La La Land’: Un paraguas americano en California
    50 películas para el 2017 – Parte 1