¿Cómo le fue a ‘The Neon Demon’ en Cannes?

Hay directores que parecen crecerse después de una buena ronda de abucheos. El danés Nicolas Winding Refn es de esos. The Neon Demon, su nuevo trabajo, se presentó en la Selección Oficial del Festival de Cannes y recibió sonoras recriminaciones cortesía de los presentes. Sin embargo, como lo demostró después durante la conferencia de prensa, a Refn le tiene sin cuidado lo que piensen de su estilizado giallo que narra el paso de una joven modelo por el mundo de la moda en Los Ángeles. Sigue siendo una de las películas imperdibles del año. En serio. A continuación les dejamos los comentarios generados por la película.

Carlos F. Heredero, Caimán: Cuadernos de cine: “Estábamos avisados, pero aún así resulta verdaderamente difícil de creer –mientras estás viendo The Neon Demon –que se pueda ser tan petulante y tan pretencioso en la composición y en los engolados encuadres de todos y cada uno de sus planos, que sus imágenes puedan ser tan feas cuando la película pretende hablar de la belleza en el mundo de la moda y de las pasarelas de lujo, que el discurso –una evidente y burda metáfora sobre la dimensión canibalizadora de aquel universo– pueda llegar a expresarse de manera tan obvia y tan zafia, que más allá de esa ‘idea’ (tan poco original, por lo demás) no exista realmente ninguna otra a lo largo de todo el metraje.”

Jessica Kiang, The Playlist: “Espectacular, asquerosa y deliciosa, el filme es más evidencia de la maestría de Refn en la estética trash y más divertida de lo que esta indulgente y hueca película tiene derecho a ser. Si pudiese encontrar algún significado para atar a estos gloriosos significantes, podría haber algo más, pero la deliberadamente desagradable y campy superificie de The Neon Demon será suficiente hasta que ese día llegue.”

Owen Gleiberman, Variety: “Refn trata a sus personajes no como personas sino como objetos pop y lo que construye alrededor de ellos no es un filme de suspenso, sino una obra onírica en lo que todo vale. Absorbe influencias como una aspiradora estética –no solo Lynch y Kubrick (sus dos más obvios dioses) pero también Dario Argento, Crash de David Cronenberg e incluso Persona de Ingmar Bergman.”

Diego Lerer, Otros Cines: “Música electrónica (de Cliff Martínez, como siempre), iluminación de instalación artística, frases altisonantes y actuaciones robóticas crean un clima pesadillesco que, superficialmente al menos, puede hacer recordar a algunas cosas de películas como MULHOLLAND DRIVE o LA NARANJA MECÁNICA, pero THE NEON DEMON jamás va más allá de las bellas u horrorosas superficie de las cosas y tiene algunas escenas directamente risibles, que generaron un enorme abucheo al fin de la proyección de prensa aquí.”

Adam Woodward, Little White Lies: “Sería un error rechazar The Neon Demon como un trabajo de vacía provocación, dado que a medida que las viscerales imágenes, que vienen en torrentes y directamente del subconsciente de Winding Refn a la pantalla, comienzan a digerirse , ya sea que uno sienta repulsión o excitación (respuestas que no son mutuamente excluyentes), nunca se siente como si el cineasta estuviera únicamente saciando sus propios impulsos.”

    Related Posts

    ‘El seductor’ y los conflictos del deseo
    Cannes, día 7: La gentil brutalidad
    ‘John Wick 2’ y el slapstick moderno
    ‘El demonio neón’: Devuélveme mi tiempo
    ‘El demonio neón’: El flamante fúnebre
    Ken Loach se lleva la Palma de Oro