‘Cinco de Mayo: La Batalla…’ por la aceptación del público

Durante años, en las escuelas se ha enseñado la historia de nuestro país con verdades y mentiras que se fusionan para crear la memoria colectiva de una nación que ha sufrido conquistas e intentos de invasión en su territorio.

La batalla más recordada y reseñada es por mucho la Batalla de Puebla, que ocurrió el 5 de Mayo de 1862, cuando las tropas francesas del imperio napoleónico invadieron nuestro país –demandando que se liquidara la deuda que México tenía con Francia– con la intención de imponer una monarquía.

En cuanto a dirección de cámaras, los momentos de la batalla fueron grabados con cámara en hombro, lo que provoca un realismo en las escenas al internar al espectador entre las balas y machetes. Se intentó innovar con esa forma de filmar una campal, pero después de varias escenas de la larga batalla, tanto movimiento provoca mareos en el espectador.

Destacan la caracterización de Kuno Becker como Ignacio Zaragoza y su buen trabajo al encarnar al líder al momento de dirigir palabras de aliento al ejército, conformado en su mayoría por el pueblo e indios zacapoaxtlas, quienes se enfrentaron al ejército francés entonces llamado invencible del emperador Napoleón III comandado por el conde de Loncerez.

La primera actriz Angélica Aragón interpreta a una viuda que acude en ayuda de los heridos del Ejército Mexicano, el joven actor Christian Vázquez hace una buena actuación en la historia, siendo el eje central a partir de la visión de su personaje, un soldado que refleja el sentimiento de inferioridad ante la tropa enemiga, pero que con valentía enfrenta al enemigo en el campo de batalla.

Fue un acierto que existieran diálogos en francés de parte de quienes protagonizan a los generales galos, durante todo el desarrollo del intento de invasión y la batalla, pues destaca que hubo una investigación histórica detrás de lo que ocurrió al mostrar a todos los personajes involucrados.

Si bien, ya sabemos que al final de este suceso triunfó México al mando del general Zaragoza, me hubiera gustado que se interiorizara más en la vida de este joven héroe nacional, quien murió a la edad de 33 años, y que es un personaje mencionado y visto por muchos a través de los años, pero desconocido por otros.

El director Rafa Lara señaló durante la presentación a los medios que siempre hemos visto batallas épicas extranjeras en las pantallas nacionales y yo rescato esa mención debido a que es tiempo de que el cine mexicano se arriesgue a presentar producciones históricas no sólo con tinte documental sino también con un toque artístico con las que el público pueda entender mejor lo que sucedió, tenga un momento de entretenimiento y se interese más por la historia de México.

La producción, considerada la más cara en la historia del cine mexicano. tuvo un costo de más de 80 millones de pesos, la mitad de los cuales fueron otorgados por el gobierno poblano. La película tendrá que librar una batalla en las salas nacionales y en Estados Unidos por su permanencia, ya que se mantiene en cartelera frente a la tan esperada tercera parte de Iron Man.

Por Ángela Mariana Ávalos (@elvientosabe)

    Related Posts

    “Mi corte era el bueno”: Carlos Bolado y ‘Tlatelolco: Verano del 68’
    Nuevo tráiler de ‘1985’, dirigida por Kuno Becker
    ‘El tamaño sí importa’ y los feministas impostores
    Diarios del GIFF: Clanes e historias de familia
    ‘Pánico 5 Bravo’: Envoltura americana
    ‘Odio el amor’: El azote bilingüe

    Leave a Reply