Ambulante 2013 | “El amor es algo que expira, como la leche”: ‘Diario a tres voces’

¿El amor puede ser un ciclo? ¿Es una manera más para encontrarnos a nosotros mismos? ¿O solamente es un cliché? El documental de Otilia Portillo Papua, Diario a tres voces, nos muestra que el amor es una búsqueda, un proceso y hasta un estereotipo donde finalmente aprendemos algo sea cual sea nuestra edad.

“Yo creo que todo mundo, ya sean mujeres u hombres, tenemos una relación con el amor de maneras distintas, entonces pensé en todas estas ideas en las películas y en la literatura de lo que debe ser el amor de tu vida. En realidad el amor me interesaba mostrarlo como un proceso que se acaba, pero que es muy intenso. Por ejemplo, había un discurso feminista que estaba muy peleado con esta parte emocional de la mujer, entonces por eso también me interesaba trabajar con mujeres que tal vez no son feministas ni luchadoras sociales, sino que son más accesibles en nuestro entorno familiar”, explicó la directora.

Diario a tres voces cuenta las historias de amor de tres mujeres, a partir de una cuidadosa indagación del espacio y el color, y tomando como parámetro los melodramas technicolor de los años 40 y 50.

El proyecto de Otilia Portillo parte de la idea de retratar tres generaciones: “al principio eran 7 mujeres de varias generaciones y a mí me interesaba jugar con el arquetipo femenino. Después se volvió algo más de personajes cotidianos, más de personajes que son reconocibles para todos en nuestra vida cotidiana: nuestras mamás, muestras tías, entonces se volvieron personajes más como del día a día y entonces había mucha más empatía. Pero no fue algo que me planteé desde el principio, fue algo que fue pasando mientras yo iba viendo los videos”.

En las películas románticas generalmente podemos encontrar uno que otro estereotipo, en el filme de Otilia, el juego con éstos es sumamente importante:

“Sí hay un juego con los clichés: hay una mujer de edad grande a quien deja el marido para casarse con otra, creo que eso todo mundo lo ha visto en algún familiar; la mediana es la mujer que se esfuerza después de 25 años de casada en un matrimonio que no funcionaba, sin drama, pero se divorcia porque el aburrimiento le pesó. Y la adolescente, que es muy representativa de esta generación. De cierta manera, si hay clichés eso no significa que uno no se identifique con ellos.”

Ampliando más el tema, la directora nos explicó que a ella le gusta jugar con estereotipos porque cree que en ellos hay algo de nosotros y no necesariamente tiene que haber este rechazo:

“Yo quería manejar el amor como algo que expira, como una leche. O se transforma o expira. En la película se habla mucho de que el amor se transforma, en mi caso yo quería hablar sobre el desencantamiento, cómo creces con esta idea increíble de amor, del ideal, de cómo va a ser tu vida, de cómo la proyecta, de todo lo fantástico que va a ser y luego la realidad, que no tiene que ser tan dramática, pero resulta que es mucho más dramática, mucho más aburrida y mucho más cotidiana”, concluyó.

Por Sofía Huerta (@Sophia_Huerta)

 

    Related Posts

    Ambulante | Yermo: Everardo González, paisajista
    Ambulante | ‘Lucha México’: El sendero de la máscara
    Presenta Ambulante los cortometrajes de ‘Injerto’
    Anuncian la programación de Ambulantito 2017
    ‘Bellas de noche’: La edad de las estrellas
    Ambulante | ‘Últimas conversaciones’: La vida y el confesionario

    Leave a Reply