‘La música de mi vida’ y Bruce Springsteen

En el marco de la diversidad de experiencias de vida, la música es una acompañante que matiza los gustos y la identificación personal encontrada a través de su arreglo, composición y el significado de la letra. No obstante, ha servido de inspiración para construir historias basadas en las canciones de bandas famosas, séase desde el idilio de una joven por encontrar la identidad de su padre bajo el compás de ABBA en Mamma Mia! (2008) o el tributo a The Beatles tras la pérdida de memoria de la población global sobre su existencia en Yesterday (2019).

La música de mi vida (Blinded by the Light, 2019) retoma a la lírica de Bruce Springsteen para recrear la lucha de superación personal ante adversas situaciones. En 1987, en el pueblo de Luton, Inglaterra, Javed (Viveik Kalra) es un joven aspirante a escritor. Proveniente de una estricta familia de inmigrantes pakistaníes, encuentra la forma de aceptar su origen, su inquietud artística y su determinación por desarrollarse como periodista tras escuchar a ”The Boss”.

El relato, basado en la vida del periodista Sarfraz Manzoor, entremezcla aspectos sociales y contextos políticos desarrollados durante el ocaso de la era de la ex ministra Margaret Thatcher en Inglaterra, donde abundaba el alto desempleo, las manifestaciones obreras y el racismo hacia inmigrantes asiáticos. Javed encuentra una catarsis y liberación personal a través del estilo de Springsteen, imitándolo en su vestir y en el desarrollo de expresión de sus propias ideas.

La realizadora Gurinder Chadha resalta también la confrontación adolescente con la rigidez de ideas patriarcales que buscan preservar con ahínco las raíces culturales y el seguimiento de sus descendientes hacia las mismas. El protagonista discute de manera constante con su padre Malik (Kulvinder Ghi), mezclando drama y toques de comedia que rememoran a la revelación juvenil contra el tradicionalismo para buscar el sueño futbolístico de Bend It Like Beckham (2002).

A través de la voz en off, el mundo interior de su personaje encuentra una naciente expresión como escritor inspirado en sus dinámicas familiares y sociales. Chadha, con sutileza y evocaciones de secuencias musicales, remarca toques de idealismo en su personaje, así como sus aspiraciones personales, la impotencia ante el entorno familiar, las tribulaciones sociales y su creciente romance con Eliza (Nell Williams), desembocando en una resolución soñadora.

Sencilla, amena y siguiendo el paso de las feel good movies y de las canciones como medio de estructura narrativa, La música de mi vida resalta el carisma y la nostalgia por una etapa musical del cantautor estadounidense, encontrando un eco del llamado de las clases trabajadoras a través de un joven que busca un camino diferente al tradicionalismo familiar.

Por Mariana Fernández (@mariana_ferfab)

    Related Posts

    MUBI Presenta: ‘Pulp: una película sobre la vida, la muerte y los supermercados’
    Jim Jarmusch y Terry Gilliam podrían trabajar con Amazon
    Miren las fotos de Annie Leibovitz desde el set de ‘Star Wars’
    ‘Arcade Fire: Miroir Noir’: La intensidad del concierto