Lars von Trier está sobrio y ya no cree poder hacer cine

Este fin de semana una noticia sacudió a los admiradores del provocateur danés Lars von Trier: lleva 90 días sobrio. Qué horror. O bueno, tal vez eso no sea lo horrible, pero el problema radica en que Von Trier ahora se siente incapaz de crear películas porque le falta su equivalente a la espinaca de Popeye. “Obviamente”, explica el cineasta, “el mundo paralelo tiene su precio, pero yo saqué una cantidad enorme de él. Al igual que todos los artistas a quienes más respeto. Ellos también se han regodeado en todo tipo de drogas que expanden la mente”. Con héroes en mente como Jimi Hendrix, que murió de una sobredosis, el ahora sobrio Von Trier quizá debería reorganizar sus prioridades.

En su primer encuentro con la prensa desde tres años, cuando se convirtió en persona non grata del Festival de Cannes porque declaró su famoso “soy un nazi” (vean a Kirsten Dunst retorcerse de angustia en el momento), Von Trier insistió en no haber hallado epifanía alguna en la sobriedad. “No está funcionando”, le declaró en entrevista a Politiken. Pueden ver el video aquí para encontrarse a un Von Trier completamente afeitado, pero sobre todo frágil. No es el agitador que conocemos el que dice con desilusión cómo siente su creatividad desvanecerse. Échenle un ojo y cuéntennos qué piensan al respecto.

    Related Posts

    Lars, el constructor, y ‘La casa de Jack’
    Cannes 2018 | Día 8: Tiempos polémicos
    ‘El seductor’ y los conflictos del deseo
    ¿Quién ganará la Palma de Oro en el Festival de Cannes?
    MUBI Presenta: ‘Anita: ninfómana sueca’ de Torgny Wickman
    MUBI Presenta: ‘Rompiendo las olas’ de Lars Von Trier