‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ y los inicios del forajido

En el cine existen diversos personajes que, con el paso de los años, llegan a ser tan populares que se ganan un estatus de culto. Uno de esos casos es el de Han Solo, criminal convertido en héroe al que conocimos en la trilogía original de Star Wars. Luego de que se anunciaron varios spin-offs derivados de la franquicia creada por George Lucas y que estarían protagonizados por algunos de sus personajes más conocidos, se reveló que uno de esos filmes tendría como protagonista al piloto del Halcón Milenario, en una versión rejuvenecida, y, ahora, ha llegado el momento de ver sus orígenes en la pantalla grande.

En Han Solo: Una historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story, 2018), conocemos a un joven de clase pobre que desde pequeño ha buscado la forma de sobrevivir en las calles por sus propios medios, teniendo que aliarse a diferentes criminales y explotando tanto su encanto como su talento para salirse, siempre, o casi siempre, con la suya sin importar lo complicadas que se pongan las cosas.

Tras verse obligado a unirse al Imperio para evitar un destino que no le favorece y con la intención de convertirse en el mejor piloto de la galaxia, Han inesperadamente comienza su carrera como contrabandista y al tomar ese camino él conoce a su mejor amigo Chewbacca, se hace de un mentor que le enseña todo lo que hay que saber para salir adelante en los negocios ilegales, inicia una peculiar amistad con Lando Calrissian, pilotea por primera vez su emblemática nave y tiene un primer acercamiento con aquellos que se revelan contra el Imperio.

Este spin-off warsie, que funciona como precuela, tiene varios puntos flojos y no logra cumplir del todo con las expectativas que ha generado hasta ahora; sin embargo, se trata de una película que a pesar de sus fallas sirve bien para mostrar los orígenes de su icónico protagonista y que al final logra cumplir con su principal propósito que es el de entretener. Por su parte, la historia es muy obvia y con cada escena que llega es fácil deducir qué más pasará debido a que no presenta muchos giros inesperados, aunque sí cuenta con un par de sorpresas que varios warsies agradecerán.

El estilo visual es el ya tradicional de las películas de la franquicia galáctica, contando con escenarios imponentes y una buena variedad de criaturas de diversos rincones de la galaxia. También vale la pena destacar el trabajo hecho por Ron Howard en la dirección, quien tuvo que llegar de emergencia en pleno rodaje para hacerse cargo, y la actuación de Donald Glover como un carismático Lando Calrissian, algo que ha llamado la atención y ha provocado que ya se hable de una entrega individual protagonizada por dicho personaje.

Con el estreno de Han Solo: Una historia de Star Wars por fin se resuelven algunas dudas que teníamos acerca del forajido y también es buen pretexto para regresar a esa galaxia muy muy lejana que tanto nos gusta. Al final queda la sensación de haber visto un western, sólo que aquí la acción se desarrolla en el espacio.

Por Jonathan Eslui (@JonathanEslui)

    Related Posts

    Cannes 2018 | Día 8: Tiempos polémicos
    Nuevo tráiler de ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’
    Robert Langdon regresa en ‘Infierno’
    Spielberg, Scorsese y más apoyan VOD para estrenos
    JJ Abrams admite un error en ‘El despertar de la fuerza’
    ‘En el corazón del mar’: La caza del orgullo