Territorio y la confrontación de la masculinidad

La fecundación suele tratarse de una aspiración común en cualquier matrimonio que aspira a consolidar una familia. No obstante, la dificultades que esta misma genera en algunas parejas actuales, los empuja a alternativas que más allá del convencionalismo tradicional. Desde el planteamiento post-apocalíptico de Niños del hombre (Children of Men, 2006) al embarazo subrogado que mueve reflexiones en Souvenir (2019), la paternidad suele ser un foco de atención que ahonda en las creencias en torno a la virilidad y las relaciones afectivas.

El relato de Territorio (2020) aborda la dificultad por la que atraviesan Lupe (Paulina Gaitán) y Manuel (José Pescina) para tener un bebé. Tras varios intentos fallidos y el descubrimiento de que él es infértil, inicia una paulatina debacle en su relación, llevando a que ambos consideren la posibilidad de encontrar un donador de esperma a través del compañero de trabajo de Manuel, Rubén (Jorge A. Jiménez).

territorio001

El realizador Andrés Clariond, a través de sutilezas conformadas por una cuna vacía y una lámpara de estrellas, muestra la esperanza de la pareja por lograr su cometido, creando también reflexiones sobre la inseminación artificial, los altos costos que conlleva el procedimiento y la creciente desesperación que los aqueja, especialmente a Manuel. Su incapacidad por concebir lleva al joven a entrar en una fuerte crisis existencial y emocional que le provocará ira, una sentimiento que contiene e incrementa conforme avanza el relato.

Clariond construye un drama donde la capacidad de procrear se entrelaza con el cuestionamiento de la masculinidad tóxica. La desesperación y las inseguridades de Manuel nos guían a un conflicto previsible entre los tres personajes, un triángulo amoroso y el cambio de dinámica que involucra la infidelidad. La confrontación suscitada entre Rubén y Manuel abarca desde el dominio de la casa y la fisionomía, hasta la lucha por el rol de marido. El guion de Clariond, si bien predecible, realiza notables giros argumentales que transitan del drama hacia la violencia y una tensa invasión del hogar que agrieta el vínculo afectivo de la pareja hasta determinar sus destinos.

Territorio establece una sólida perspectiva sobre la paternidad y la maternidad dentro de un contexto obsesivo. Se trata de un duelo de hombría relacionado a la fertilidad, los estigmas sociales en torno a la misma y un cruel descenso en espiral que arrastra todas las decisiones de los personajes.

Por Mariana Fernández (@mariana_ferfab)

    Related Posts

    Los dos partos de ‘Souvenir’ desde el 34º FICG
    FICG | ‘Souvenir’ y la naturaleza de la maternidad
    FICG | ‘Nadie sabrá nunca’ y los mecanismos del machismo
    ¿Qué estrena la Cartelera?
    Cinema Móvil Presenta: ‘Eddie Reynolds y los Ángeles de Acero’
    Trailer: ‘Deseo’, una sexual lucha de clases