Los documentales del FICM: de pantalla a pantalla

Es bien sabido que el documental mexicano ostenta una posición de prestigio en el panorama cinematográfico internacional y que en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) se presentan importantes exponentes del género. Este año, la plataforma digital Festival Scope presenta una copiosa selección de títulos que podrán ver en línea a partir del 23 de octubre y hasta el 9 de noviembre.

Aquí les presentamos dos ejemplos de lo que podrán disfrutar:

  • Witkin & Witkin

Puede haber similitudes entre dos artistas, lo que permite a críticos y espectadores establecer un parentesco artístico pero al hablar de los artistas visuales Jerome y Joel Witkin, gemelos idénticos de nacimiento y protagonistas del más reciente documental de Trisha Ziff (El hombre que vio demasiado, 2016), tal parentesco rebasa nociones estéticas y antepone la sangre como vaso comunicante.

Jerome Witkin, pintor de ínfulas fuertemente expresionistas, y Joel Witkin, fotógrafo afecto a lo insólito de la corporalidad, no podrían ser artistas con visiones del mundo más disimiles pero incluso en esta controversia, la documentalista Trisha Ziff parece inclinarse más al enfoque curatorial, poniendo particular énfasis en las obras, el como se producen y sus influencias, y no tanto en los sujetos, lo cual hace aun más ambiguos los lazos de parentesco real.

Ziff pone el impulso artístico como lazo entre los dos hombres, incluso más contundente que la genética por sí misma, visiones formadas por el trauma y expuestas en pinturas y fotografías de aguerrido vigor, y que aún a pesar de sus evidentes diferencias en términos de personalidad hermanan os artistas pudiesen tener un vzo de sangre m, se encuentran en su brío por hermanar lo diferente con lo similar, los otros con los demás.

  • Omar y Gloria

Usualmente es en el baile donde se crean vínculos de sorprendente profundidad, intensos y cuya extensión es determinada por la duración de una canción, sin embargo el peculiar poder de tal momento puede quedar registrado en la memoria videográfica, impulso que parece mover a la figura principal de Omar y Gloria, documental de Jimmy Cohen que se presenta en la actual edición del FICM.

Centrándose en la relación entre su dupla protagonista, y particularmente en el material de video registrado, el documental nos presenta a una pareja, Omar y Gloria justamente, vigorosa madre de 80 años que lleva un registro en video de su vida en una modesta cámara de vídeo Sony y su tímido hijo que parece haber sido absorbido por el abrumador poder de dicha cámara.

Registrar y verse se convierte en un acto tan efímero como duradero, tan desafiante como noble. El material que Gloria ha grabado es comentado por ella misma y su hijo con desenfado y jubilosa nostalgia, como si cada disco digital que Gloria y Omar revisan, revitalizara y renovara su impulso de seguir grabando, impulso de evitar que la memoria se escape, como una noche de danzón.

Por JJ Negrete (@jjnegretec)

    Related Posts

    Maravillas polares: la ficción mexicana en el FICM
    Diarios del FICM – Arte y oficio
    Diarios del FICM – Remate de Best-Sellers
    FICM | ‘Human Flow’ y la transgresión de las fronteras
    Diarios del FICM – Geometría para cinéfilos
    Diarios del FICM – Cancionero fílmico