La música de Danny Boyle

Elige la vida, un empleo, elige una carrera… elige el soundtrack de tu película.” Las palabras que dan título a esta entrada son las que bien podría decirle Mark Renton a Danny Boyle, director inglés reconocido por varios de sus filmes y en los que la mayoría de veces ha tenido la precisión de seleccionar un buen repertorio de temas para sonorizar las obras que dirige. En esta ocasión, no se hablará de todos sus filmes, sino más bien de los que el autor de este texto ha considerado como  más importantes en lo que a su banda sonora se refiere (y no por nada, las obras que más se le han reconocido).

El primer filme del que se hablará es el más reciente, 127 horas (127 hours, 2010), que estuvo nominado en varias categorías en la última entrega de los premios Oscar y otros galardones.

La persona encargada del score fue A.R. Rahman, músico, compositor y productor hindú. En su participación se puede constatar su gran versatilidad para escribir temas instrumentales que encapsulan la tensión, la desesperación, la soledad, la penumbra y el desasosiego árido que vive el protagonista a lo largo del filme.Sus piezas logran exponer la imagen de un trágico limbo terrenal y poco deseable.

Dentro de la banda sonora de este filme se encuentran también grandes composiciones de otros artistas como Esther Phillips, Free Blood o Sigur Ros. La última canción, If I Rise, es una colaboración entre la cantante inglesa Dido y el mismo A.R. Rahman, que sigue los mismos lineamientos de las demás piezas pero que con la singular voz de Dido y el coro infantil que se escucha de fondo brindan un toque esperanzador y emotivo. Posiblemente eso fue lo que valió a Rahman la nominación como mejor canción en los premios de la Academia.

Para seguir la conexión entre Boyle y Rahman, se encuentra el multipremiado filme ¿Quién quiere ser millonario? (Slumdog Millionarie, 2008) en donde igualmente el músico hindú fue el encargado de la banda sonora, sólo que en esta ocasión el trabajo le resultó más sencillo, ya que la música, como es natural, tenía que estar totalmente influenciada de la música que se hace en Bollywood, de donde Rahman es un experto al ya haber participado en más de 100 filmes indios. Esto se nota claramente en la canción de la última escena, Jai Ho, donde se rinde un total tributo a Bollywood. Esta banda sonora hizo acreedor a Rahman al premio a mejor canción y mejor banda sonora en los premios Oscar y Globos de Oro en el 2008.

Por último, se aborda brevemente la banda sonora de posiblemente la obra más trascendental de Boyle, Trainspotting (1996), en donde su excelencia cinematográfica vino acompañada de una excelente selección de canciones.

Es imposible imaginar la escena inicial sin el acompañamiento de los tamborazos de Lust for Life de Iggy Pop, o aquel pasón de heroína que se da Mark Rentonsin el compás de Perfect Day de Lou Reed. Sobra decir más escenas donde la música y la imagen hacen perfecta conjugación dentro de este filme.

Sin duda, este soundtrack por sí sólo es un gran logro que es indispensable tener en casa para complacer al oídos con canciones de grandes grupos como Pulp, Blur, Underworld, Brian Eno, Primal Scream, etc., y escuchar esa música que nos hace sentir libres, ligeros y sin ataduras (bueno, aunque tampoco es para que se droguen, chavos).

Así es como esta entrada finaliza para reconocer a Danny Boyle y a las personas que han colaborado con él para embellecer sus filmes con una acertada selección de piezas que, otra vez, dan muestra de la importancia que tiene la música sobre todas las cosas, como lo es la construcción de un gran filme.

Por Antonio Millán (@pinomillan)

    Related Posts

    Otra mirada a ‘Trainspotting 2: La vida en el abismo’
    ‘Trainspotting 2’: Venimos por la nostalgia
    50 películas para el 2017 – Parte 1
    Elige la vida… 20 años después: tráiler de ‘Trainspotting 2’
    Primer teaser de ‘Trainspotting 2’
    ¿Qué estrena la Cartelera?

    Leave a Reply