‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2’: Marvel lo hace de nuevo

Durante los últimos años Hollywood nos ha ofrecido una amplia variedad de películas de superhéroes, algunas han pasado con más pena que gloria mientras que otras han marcado un antes y un después dentro de dicho subgénero cinematográfico. Guardianes de la Galaxia fue uno de esos casos, en 2014 sorprendió a propios y extraños a lo largo del mundo entero, dejando a todos con ganas de ver más aventuras protagonizadas por Star-Lord, Gamora, Rocket, Groot y Drax.

El equipo de forajidos reformados regresa con Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (Guardians of the Galaxy Vol. 2), uno de los estrenos más esperados para esta temporada, que llega con la intención de cumplir con las expectativas que ha generado desde que se anunció su realización. Lo primero que hay que decir sobre la secuela es que sin duda se convertirá en otro gran éxito de Marvel Studios, pues cuenta con todos los elementos necesarios para conseguirlo y de nuevo aprovecha al máximo a sus peculiares protagonistas.

Han pasado tres meses desde que los improbables héroes derrotaron a Ronan el Acusador, ahora se dedican a viajar por el espacio para buscar misiones por las que les paguen bien, pero las cosas se complican tras un accidentado encuentro con una civilización genéticamente perfecta conocida como Los Soberanos, que provoca la furia de una de sus líderes, Ayesha, quien le pone precio a las cabezas del quinteto y hace que sea perseguido hasta encontrarse con un poderoso ser celestial que resulta ser el padre de Star-Lord. La galaxia está en peligro una vez más y necesita a sus guardianes.

Con una historia sencilla y bien estructurada que se centra principalmente en lo que significa ser parte de una familia, Guardianes de la Galaxia Vol. 2 sigue la evolución de personajes tan imperfectos como únicos con los que es fácil identificarse, pues muchos sabemos cómo se siente estar inseguros de nosotros mismos, no poder confiar en aquellos a los que queremos, tener problemas con nuestros hermanos y pasar por relaciones conflictivas con nuestros padres o con quienes nos criaron; todo esto le pasa a los protagonistas y estos no cuentan con tiempo para asimilarlo, ya que inesperadamente se presentan nuevas amenazas que deben ser detenidas lo antes posible.

La trama, centrada en las relaciones internas de una familia disfuncional formada por héroes galácticos, se complementa perfectamente con efectos visuales bien logrados, diálogos atinados y llenos de referencias ochenteras, secuencias de acción que resultan vistosas y un arduo trabajo de maquillaje, vestuario y diseño de producción para darle vida a diversos lugares de la galaxia junto con sus habitantes. Además, vale la pena destacar dos elementos fundamentales que ayudan a que la película conecte mejor con el público: el correcto uso de la comedia con bromas de distintos tipos y momentos hilarantes que dan como resultado la cinta de Marvel más divertida hasta ahora, así como un soundtrack genial en el que sobresalen temas de Electric Light Orchestra, Fleetwood Mac, Sam Cooke, George Harrison y David Hasselhoff, encargado de la única canción hecha especialmente para la ocasión.

Al final, Guardianes de la Galaxia Vol. 2 es justo lo que prometía ser.

Por Jonathan Sánchez (@JonathanEslui)

    Related Posts

    ‘Rápidos y furiosos 8’: El tuneo intenso
    ‘Pasajeros’: El despertar del escape
    Traición, familia y acción: tráiler de ‘Rápidos y furiosos 8’
    Primer avance de ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2’
    ‘Los 7 magníficos’ y lo artificial de lo artificioso
    ‘Star Trek: Sin límites’: La unión hace la fuerza