GIFF | Infancias aplastadas en ‘Peso Elefante’

Peso Elefante (The Weight of Elephants, Daniel Borgman, 2013) es una cinta que se construye lentamente y que resulta ser una bella mirada a la infancia problemática. Tiene un personaje central que no resulta tan desconocido si has visto algo como Let the Right One In (Tomas Alfredson, 2008). No me malinterpreten, no estamos ante un filme como toques fantásticos (ni sobre elefantes), de hecho es una historia que se asemeja a la de muchas personas. La gran cinta sueca me vino a la mente porque aquí nuestro protagonista es también un niño güerito de nombre Adrián, a quien le es difícil adaptarse socialmente. De igual forma, debido a que se muestran clásicas escenas de bullying, e incluso una piscina juega un rol importante en la cinta.

Aunque Peso Elefante se concentra más en lo que sucede dentro de una casa llena de problemas de la vida cotidiana, reales, a los que muchos se enfrentan actualmente. El filme recae casi en su totalidad en la capacidad del niño actor (Demos Murphy), y afortunadamente este jovencito neozelandés hace lo necesario para que nos preocupemos por él y su situación entera: tras ser abandonado por su madre vive sólo con su abuela y su tío, y cada día que pasa es considerado más como una carga. Es toda esta sensibilidad que llena la pantalla lo que finalmente hace de la cinta una obra valiosamente conmovedora.

El tema central es fuerte: el abandono a los hijos por parte de los padres, o en general la ausencia de los progenitores, y sus consecuencias. También surge una historia de misterio y tragedia, la cual es una noticia nacional que interesa mucho a Oscar: tres niñas desaparecieron y sus padres están haciendo todo lo posible por encontrarlas, aunque sin mucha fortuna. Es algo para ponerse a pensar, por un lado el niño que fue abandonado deliberadamente y por el otro los padres que trágicamente perdieron a sus pequeñas. Me parece que una de las intenciones primordiales del director era crear esta poderosa reflexión, donde las inocentes infancias se ven afectadas por las acciones de los adultos.

No hay muchas sorpresas en cómo se une la historia de Adrián con la de las niñas, el espectador sabrá fácilmente qué es lo que pasa. Aunque eventualmente sí se genera una cuestión  misteriosa y oscura que nos invita a imaginar. Peso Elefante no busca un desenlace sorprendente, ni mucho menos uno consentidor. Es más bien una cinta muy natural que, tal y como Let the Right One In, le da una gran belleza al acto de estar presente para alguien más. Alguien impaciente se cansará o incluso molestará al no encontrar esos momentos de shock, pero Peso Elefante no es en ningún momento aburrida y logra cumplir su principal objetivo de, como ya mencioné, hacernos sentir por los personajes. Tiene escenas bastante humanas, que siempre resaltan el gran trabajo actoral. Una ópera prima que vale la pena buscar cuando consiga distribución en nuestro país.

Por Eric Ortiz (@ElMachoBionico)

    Related Posts

    GIFF convoca al 10º Concurso Identidad y Pertenencia
    Convoca el GIFF al XVII Concurso Nacional de Guión
    GIFF | Día 4: Canadá se apodera de Guanajuato
    GIFF | Día 3: realidad virtual, un picnic y ‘Extraño pero verdadero’
    GIFF | Día 2: Ciudades fantamas y gente rara
    MUBI Presenta: ‘Buscando a Sugar Man’ de Malik Bendjelloul

    Leave a Reply