GIFF | ‘In the Fade’: Paradojas de la muerte

De origen alemán y descendencia turca, Fatih Akin presentó en el Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés) su más reciente largometraje: In the Fade (Aus dem Nichts, 2017). Desde un punto de vista actoral, Diane Kruger, que interpreta a Katja, entrega una actuación sobresaliente, y hace de la película una historia, por momentos, con buen movimiento y desarrollo.

Dividida en tres partes: la familia, la justicia y el mar.  Como los intertítulos indican, de un ambiente sociocultural y un juicio, Akin nos lleva hacia la naturaleza para jugar con alegorías de la que el director se colgará para el desenlace: el agua, el mar, un oleaje que posee monotonía y quietud, pero ningún argumento tan sólido, como lo propone en la segunda parte, y que en la película de Akin, termina en una decisión irregular para su final.

Katja es una mujer casada con Nuri, de origen kurdo, ex traficante de drogas, y con un pasado que reforzará el prejuicio de las autoridades al debatir la culpabilidad de un par de jóvenes neonazis. Estos jóvenes asesinaron a la familia de Katja. Escribo “asesinaron” porque en esta afirmación, a todas luces obvia, Akin presenta una postura que recorre el leitmotiv de la película para hacer del espectador un juez ante los hechos filmados, pero sin mucha distancia.

El deslinde del motivo religioso o musulmán, para buscar la culpabilidad de los neonazis, deja al atentado como una explosión políticamente correcta, quizá demasiado, que en consecuencia acaba con un veredicto en contra. Esta última decisión intenta reflexionar, sin profundidad pero con buen inicio, la posibilidad de la justicia como un juego donde el crimen se decide a través de la palabra pero mediatizada por un poder político infranqueable.

Con personajes irregulares, que son punks y en otro momento tienen un BMW, o una pareja con odio racial que también puede ir a ejercitarse en el mar griego para escapar de sus acosadores, Akin entrega una película que con-mueve y con-tenida hacia la nada. “La nada” o In The Fade posee escenas ancladas a sentimientos de pérdida y síntesis del terror. La paradoja de la muerte en una dicotomía entre victima y culpable, además de teorías que solo llegan a hipótesis de acción emocional y una retórica que busca una figura en quien representar el conflicto entre turcos y alemanes.

En el homenaje a su carrera fílmica, en el Teatro Juárez, de la capital de Guanajuato, se recordó su película Soul Kitchen (2009) para remarcar cómo filmó una comedia entre tanto cine “serio” o de problemas con venas políticas que comprueban la pulsión del director para hablarle a un público determinado. Akin aseguró que filmar una comedia le significó recordar la importancia de reír y no olvidar que esto también es parte de la vida. Ah, sí, citó a Chaplin para reforzar esa sentencia. También dijo que In The Fade tiene un “final feliz”. Discutible., por supuesto. Diane Kruger, en una entrevista, menciona que el tema de la película son los neonazis en Alemania, pero que también podría tratarse de yihadistas, y que el impacto del guion en ella le hizo internar el duelo con la imagen de las consecuencias de vivir entre esas barbaridades. En el personaje y en su representación, Kruger expresa lo mejor de este último Fatih Akin.

Por Carlos Rgó (@Rgock)

    Related Posts

    GIFF | Día 4: Canadá se apodera de Guanajuato
    GIFF | Día 3: realidad virtual, un picnic y ‘Extraño pero verdadero’
    GIFF | Día 2: Ciudades fantamas y gente rara
    GIFF | ‘Patti Cake$’: La comoda empatía
    GIFF | ‘Casa Roshell’: El refugio de la identidad
    Cannes se despide: ¿quién se llevó la Palma?