¿Cómo le fue a ‘Aquarius’ en Cannes?

Ha sido un buen año en el Festival de Cannes. Todavía quedan varias películas por estrenarse y hasta el momento la Selección Oficial se ha mostrado de muy buen nivel. No hay una favorita para la Palma de Oro, pero un par han comenzado a separarse del resto… como Aquarius de Kleber Mendonça Filho.

Presentada entre protestas por la situación política actual de Brasil, la cinta muestra a Clara, una viuda y crítica de música retirada, como la última habitante de un conjunto habitacional hecho para gente rica en los 40. Nacida entre riqueza y una familia acomodada, la vida que alguna vez conoció quizá ya no exista.

Los comentarios la pintan muy bien. Los dejamos a continuación.

Carlos F. Heredero, Caimán: Cuadernos de cine: “Aquarius pertenece a un tipo de cine que busca la verdad de sus personajes sin afectación y sin pose, que hace de la transparencia y de la sencillez expositiva armas decisivas (fruto de una notable conquista fílmica) para conseguir atrapar los sentimientos y las emociones de sus personajes sin engolar nunca la voz y sin ponerse trascendentes…ese pequeño milagro es posible porque delante de la cámara hay un actriz del todo excepcional, capaz de otorgar a su personaje una veracidad que traspasa la pantalla, una trastienda que nos habla de la rica existencia vivida por una mujer que ha derrotado al cáncer gracias a su poderoso impulso vital y unas raíces profundamente ancladas en lo más humano y terrenal de la vida cotidiana, ligada siempre para ella a los valores de la honestidad y de la entereza.”

Jay Weissberg, Variety: “Si el filme se siente tan de Mendoça Filho como de (Sonia) Braga, es porque el director le ha presentado un regalo (y al espectador) en charola de plata. Una sorprendentemente intuitiva actriz, ha envejecido bellamente con una aristocrática sensualidad y hace que la firmeza de su personaje se mezcle con ternura. La cámara raramente la deja y la audiencia aprecia cada momento en el que estamos en su presencia.”

Thomas Baurez, L’ Express: “Con este filme dividido en tres capítulos, Kleber Mendonça Filho se pregunta sobre las contradicciones y profundas mutaciones de la sociedad brasileña actual. Una sociedad a medio camino entre el peso del pasado y su deseo de cambio. El cineasta demuestra de nueva cuenta un manejo del espacio admirable. Como el final del filme, esta es una fuerza expresiva tan cruel como asombrosa.”

Diego Lerer, Otros Cines: “Casi una defensa de una burguesía cultivada de la vieja escuela que hoy se enfrenta a una generación empresaria educada en universidades norteamericanas y dispuesta “a ir por todo” y de una ciudad y un país de tradiciones urbanas y sociales nobles e integradoras frente a un sector que intenta transformarlo en uno dividido en barrios cerrados enfrentados a una periferia marginal, Aquarius es un filme humano, sensible y político. De esos que no se encuentran muy a menudo.”

Wendy Ide, Screen Daily: “Favoreciendo un ritmo pausado, Filho toma tiempo para dejarnos conocer a Clara (Braga). Y mientras que los momentos de drama son pequeños e íntimos, el efecto es apabullante. La dicha de este personaje es que constantemente sorprende. Paga por sexo con un gigoló en un suspiro, bebe y maldice y su climática confrontación presenta lo que quizá sea el mejor uso de insectos en la edición del festival de este año.”

    Related Posts

    ‘Aquarius’: Declaración de guerra
    Las (inevitables) traiciones de la edad: ‘Aquarius’ & ‘Bellas de noche’
    5° Cabos | La edad, las interpretaciones y las cuestiones del tiempo
    Ken Loach se lleva la Palma de Oro
    ¿Cómo le fue a ‘Elle’ en Cannes?
    ¿Cómo le fue a ‘Forushande’ en Cannes?